CSIF denuncia el colapso de las urgencias de los hospitales de Vall d’Hebron y Belllvitge
29 de Junio de 2022

CSIF denuncia el colapso de las urgencias de los hospitales de Vall d’Hebron y Belllvitge

La mala gestión del ICS hace prever un verano muy difícil en toda Cataluña

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que el servicio de urgencias del Hospital del Vall d´Hebron y del Hospital Universitario de Bellvitge están totalmente colapsados, con 295 trabajadores de baja por Covid (148 en Vall d´Hebron y 147 Bellvitge) y más de 1.000 profesionales de baja por diferentes contingencias.

Ambos hospitales mantienen una previsión de cierre de hasta 568 camas para el próximo mes de agosto, lo que hace y hará, si continua esta curva ascendente en la situación epidemiológica, que los pacientes tendrán que ser atendidos en los pasillos en ambos centros hospitalarios.

“Desde CSIF Sanidad mantenemos la denuncia que hicimos el pasado mes de abril cuando cerraron las urgencias del Edificio Delta 0 del Hospital Universitario de Bellvitge, pasando a atender a pacientes con patología Covid en pasillos junto a pacientes pluripatológicos y viéndose afectada la calidad asistencial de los usuarios y su seguridad. Ahora mismo, decenas de pacientes están siendo atendidos en pasillos, acompañados de familiares esperando pruebas y diagnósticos”.

Este lunes, el conseller de Salud, Josep Maria Argimon, mostró públicamente “su preocupación” por el aumento de Covid en las últimas semanas y como estaba afectando a la atención primaria y hospitalaria. Desde CSIF denuncian públicamente que “el cierre de camas en plena séptima ola y la falta de previsión en la contratación de verano son los motivos principales que dificultan la gestión de ambos centros y provoca el colapso de las urgencias hospitalarias en Cataluña en estos meses de verano, ya que los pacientes no pueden ser trasladados a unidades de hospitalización y muchos de ellos son dados de alta de forma precipitada”.

Al cierre de camas, la precariedad laboral que viven los profesionales sanitarios del ICS -muchos de ellos aún a la espera de la resolución de las últimas oposiciones del 2018- y al cansancio psicológico de los profesionales, ahora se suma el aumento de la situación epidemiológica por Covid. A día 27 de junio, las infecciones por Covid representan ya el 60% de las infecciones circulantes, situándolo en 404 casos por 100.000 habitantes, según datos del Sistema de Información para la Vigilancia de Infecciones en Cataluña (SIVIC). Todo ello está creando una situación límite en la Atención Primaria y en los hospitales de toda Cataluña.

Desde CSIF afirman que “lo que falla es la gestión, a nivel interno, del Instituto Catalán de la Salud (ICS) ya que sí se dispone de recursos técnicos y humanos (actualmente el número de interinos y eventuales en el ICS es de un 70%)”. Por ello, el sindicato exige al ICS una planificación eficaz y que se usen todos los recursos pertinentes para solventar esta situación.