Reclamamos negociar ya la subida salarial ante la inflación y que el Gobierno incluya a empleados/as y servicios públicos en el Plan Anticrisis
22 de Junio de 2022

Reclamamos negociar ya la subida salarial ante la inflación y que el Gobierno incluya a empleados/as y servicios públicos en el Plan Anticrisis

  • CSIF intensificará las movilizaciones en septiembre si el Gobierno no accede a compensar los efectos de la inflación

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, y JUSAPOL (plataforma que agrupa a los sindicatos mayoritarios de Policía y Guardia Civil) volvió hoy a salir a las calles de toda España, miércoles 22 de junio, en defensa de la calidad de los servicios y de las condiciones laborales y retributivas de las y los empleados públicos, exigiendo al Gobierno que cumpla su palabra e inicie de una vez las negociaciones para su subida salarial.

Para CSIF, es fundamental que estas cuestiones se incluyan en el Plan Anticrisis que el Consejo de Ministros aprobará el próximo viernes.

Estas movilizaciones se producen la víspera a la celebración del Día de Naciones Unidas para la Administración Pública, que CSIF aprovecha para llamar la atención sobre la incertidumbre económica y sus efectos sobre los servicios que reciben los ciudadanos.

La movilización principal se llevó a cabo frente al Ministerio de Hacienda y Función Pública en Madrid, mientras que en Cataluña se ha realizado frente a la Delegación del Gobierno de Cataluña, en Barcelona. Es la segunda vez que CSIF sale a la calle en menos de un mes para exigir al Ejecutivo inicie una negociación para compensar los efectos de la inflación. Las y los empleados públicos arrastran una pérdida de poder adquisitivo superior al 15% desde 2010, cuando se les rebajó el sueldo.

CSIF también reivindica la supresión de la tasa de reposición, la efectiva estabilización de plazas, mejoras en las condiciones de jubilación, la corrección de desigualdades retributivas entre administraciones, la actualización de las indemnizaciones por razón del servicio o la mejora en la atención sanitaria de las mutuas de funcionarios.

En este contexto, el sindicato presidido por Miguel Borra ha enviado una carta al Ministerio de Hacienda y Función Pública, emplazándole a convocar “de manera inmediata” la Mesa General de Negociación de las Administraciones Públicas, una vez que el BOE ha publicado las normas de elaboración de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2023.

En la carta le recordamos al Gobierno que “es el momento de pasar de las palabras a los hechos”, y que el Ejecutivo “no puede rehuir la negociación colectiva incumpliendo sus compromisos”. CSIF exige al Gobierno que aproveche la tramitación de los PGE para demostrar el mismo nivel de compromiso y de entrega que las/os empleados públicos han tenido en los últimos años.

DÍA DE NACIONES UNIDAS PARA LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Estas movilizaciones por toda España se celebran la jornada previa al Día de las Naciones Unidas para la Administración Pública. Ante esta jornada, CSIF expresa su preocupación ante la incierta situación económica y la posibilidad de que repercuta en los servicios de las diferentes Administraciones Públicas.

El contexto actual -con la pandemia, la crisis energética, el alza de precios y el empobrecimiento generalizado de las familias españolas- ha evidenciado las graves carencias del sistema en ámbitos tan importantes para el ciudadano/a como son la Sanidad; Educación, Justicia, Seguridad Social, organismos tan importantes como el SEPE, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado o los dispositivos en la lucha contra incendios.

Por eso es más importante que nunca que el Ejecutivo utilice la inminente tramitación de los PGE de 2023 para dotar a los y las empleados públicos de los recursos financieros para que continúen realizando su labor al servicio de los ciudadanos con la máxima calidad, tal y como han hecho durante estos últimos años, a pesar de la pandemia, todas las dificultades económicas, la alta inflación y el precio elevado de los combustibles.

En el caso de que el Gobierno vuelva a responder con el silencio, el sindicato augura ‘un otoño caliente’ si el conjunto de empleados/as públicos no recuperan su poder adquisitivo, y el Gobierno no atiende otras peticiones para garantizar que puedan seguir prestando con calidad el servicio al ciudadano, estabilizado las plantillas de funcionarios o suprimiendo la tasa de reposición.

Ver Galería