CSIF denuncia que el Ayuntamiento de Barcelona incoa expediente disciplinario a un Guardia Urbano por ayudar a personas vulnerables en riesgo de exclusión
01 de Marzo de 2022

CSIF denuncia que el Ayuntamiento de Barcelona incoa expediente disciplinario a un Guardia Urbano por ayudar a personas vulnerables en riesgo de exclusión

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, denuncia que el Ayuntamiento de Barcelona incoa expediente disciplinario a un Guardia Urbano por ayudar a personas vulnerables en riesgo de exclusión social.

La Guardia Urbana acordó incoar expediente disciplinario a uno de sus agentes por una presunta negligencia en el cumplimiento de sus funciones. Pero ¿cuál es dicha negligencia? Ayudar a las personas más necesitadas y vulnerables de la ciudad.

El agente en cuestión pertenece a la Guardia Urbana de Proximidad, o Policía de Barrio, de uno de los distritos más conflictivos de Barcelona. Por su labor altruista y su dedicación, es un agente ejemplar y, por ello, ha sido felicitado en varias ocasiones por los mandos del cuerpo. Es una persona sensible en el tema asistencial y en la resolución de conflictos y ayuda a la gente más vulnerable dentro y fuera del servicio. Hasta ahora era muy apreciado por compañeros y mandos, pero parece ser que a su nuevo intendente no le parece bien que cumpla con esta labor y se lo prohibió, lo apartó del servicio operativo y le incoó un expediente disciplinario que le llevará a comparecer, esta tarde, ante servicios internos.

En 2016, el gobierno municipal impulsó un nuevo modelo de Guardia Urbana centrado en la proximidad y la adaptación al territorio. Estos agentes conviven con el vecindario para dar una respuesta rápida y priorizan la convivencia desde el ámbito de calle/barrio y ayudan a dimensionar mejor los fenómenos emergentes. De esta manera, las políticas de seguridad son más de prevención que de reacción y buscan soluciones a los problemas de seguridad y convivencia, favoreciendo y priorizando aquellos sectores de ciudadanía más débiles y vulnerables. Este cuerpo empezó en los barrios más conflictivos de la Ciudad Condal, como Ciutat Vella, como respuesta a la inseguridad y al incremento de la criminalidad y ha ido ampliándose.

Según el propio Ayuntamiento, con esta unidad “también se refuerza el trabajo de coordinación con los distritos y los diferentes servicios municipales con el fin de encontrar soluciones transversales a estos problemas complejos. El agente de la Policía de Barrio es tu referente en el territorio, la persona con quien puedes contactar, cuando lo necesites, para plantearle cuestiones relativas a la convivencia y la seguridad”.

“El nuevo equipo presta especial atención a los conflictos de convivencia y dispone de un grupo de apoyo que, junto con el resto de servicios del Ayuntamiento, ayuda a resolver las necesidades vecinales y hace un seguimiento de ellas”.

“La Guardia Urbana entiende la proximidad como una filosofía de trabajo que tiene que impregnar todas las capas de la organización. Lejos de la visión centralizada clásica de los cuerpos policiales, se apuesta por un modelo próximo y proactivo orientado a mejorar la calidad de vida y la satisfacción ciudadana (…) La Guardia Urbana tiene un papel asistencial fundamental”.

CSIF ha puesto a disposición del agente a sus servicios jurídicos, que lo representarán, y muestra todo su apoyo a este compañero al que acompañará esta tarde a declarar en forma de protesta.