1º de Mayo 2022. Por nuestros derechos, siempre adelante.
01 de Mayo de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado conmemora este 1º de Mayo con tristeza, preocupación y un deseo de paz ante la intolerable y sangrienta invasión de Rusia a Ucrania y que condenamos con firmeza. CSIF se solidariza con el pueblo ucraniano y las decenas de miles de personas que sufren las consecuencias derivadas del horror de la guerra.

Al mismo tiempo, trasladamos nuestra preocupación por la situación de incertidumbre que afronta España ante la crisis energética, el alza de los precios, la situación económica y el empobrecimiento generalizado de las familias españolas.

En los últimos 12 años, los ciudadanos de este país hemos soportado una crisis financiera sin precedentes, una pandemia mundial de dimensiones nunca vistas y ahora nos enfrentamos a una nueva crisis de consecuencias inciertas. Por eso, nuestros representantes políticos tienen que estar a la altura, ofrecer pactos, soluciones y certezas a los ciudadanos que den sentido al Estado Social, Democrático y de Derecho que rige nuestros valores constitucionales.

Los trabajadores y trabajadoras de este país no pueden empobrecerse más. Debemos articular medidas fiscales y de renta que protejan a las familias, así como perseguir el fraude fiscal y la economía sumergida para evitar perder ni un solo euro para el Estado. Sobre este último punto, CSIF ha propuesto la modificación de la estructura de la Agencia Tributaria para potenciar las labores policiales del Servicio de Vigilancia Aduanera.

Al mismo tiempo, CSIF pide un pacto de estado y planificar una respuesta que proteja a nuestras administraciones públicas ante eventuales recortes y garantice la estabilidad en el empleo. Los fondos europeos para la reconstrucción deben servir para apuntalar los cimientos de nuestras administraciones, garantizar la calidad de los servicios públicos y paliar las necesidades estructurales que se han puesto en evidencia durante la pandemia (Sanidad, Educación, Seguridad Social, Servicios de Empleo, entre otros). Consideramos urgente realizar un plan de recursos humanos para reforzar ámbitos clave de nuestro Estado de Bienestar dotando nuestros servicios públicos de los medios humanos y técnicos necesarios para prestar un servicio de calidad a la ciudadanía.

Y desde luego, debemos proteger a las personas que están detrás de nuestros servicios públicos y estar a la altura del esfuerzo que han realizado durante la pandemia para mantener el funcionamiento de los engranajes del Estado y la atención y las prestaciones a la ciudadanía. Los empleados/as públicas llevan contribuyendo al plan de rentas desde 2010, cuando nos bajaron el sueldo. Desde entonces, han perdido más de un 15 por ciento de poder adquisitivo y es de justicia un acuerdo plurianual para recuperar sus rentas y estructura salarial en un plazo razonable.

No vamos a aceptar que los empleados públicos sean de nuevo los paganos de la crisis. Los recortes ya nos están afectando. Nos hemos movilizado por la pérdida de efectivos en la sanidad, a los que antes se aplaudía desde los balcones; por el déficit de personal en la Inspección de Trabajo; por los recortes sanitarios en las mutuas de funcionarios…

Que nadie dude de que CSIF saldrá a las calles con una gran movilización, si los recortes continúan y las medidas del Gobierno y comunidades autónomas no se corresponden con la generosidad de los trabajadores/as de las administraciones públicas.

El 1º de mayo también debemos rendir homenaje a los miles de personas fallecidas en España por el Covid. Se nos han ido a todos demasiados familiares y amigos y otros muchos que han superado la enfermedad padecen las secuelas del virus. Es el caso de numerosos profesionales de la sanidad que hoy sufren el abandono por la ausencia de reconocimiento como enfermedad profesional del Covid y su posterior seguimiento.

Asimismo, en CSIF insistimos en que la pluralidad de opciones políticas que tienen los españoles y las españolas, debe trasladarse de inmediato a los sindicatos. Debemos construir una mayoría sindical más amplia en la que la independencia política también esté representada y que cuente con presencia en todos los ámbitos afectados por la crisis.

Por eso, desde CSIF reiteramos la necesidad de modificar la Ley Orgánica de Libertad Sindical para abrir la representación sindical al conjunto de la sociedad española. En ningún caso existirá dicha pluralidad, si se excluye a CSIF del diálogo social, siendo sindicato más representativo de las personas trabajadoras que sostienen nuestros servicios públicos.

Finalmente, desde CSIF también queremos aprovechar esta jornada para rendir homenaje a todas las mujeres que siguen viendo mermados sus derechos con la brecha salarial, la discriminación y situaciones machistas que en su más grave expresión se traducen en episodios de violencia de género y asesinatos, que despreciamos.

Ficheros Adjuntos: