La Junta de CyL instalará medidores de CO2 en las aulas para medir la calidad del aire.
07 de Enero de 2021

La Junta de CyL instalará medidores de CO2 en al aulas para medir la calidad del aire.

En otro orden de cosas, hará test a los universitarios en sus residencias para controlar el nuevo avance de los contagios, no ha contemplado el cierre de la Educación obligatoria y ha reconocido el buen resultado de los grupos burbuja.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado hoy, 07/01/2021, en rueda de prensa, que se van a instalar en las aulas detectores de CO2 para analizar la calidad del aire y comprobar si la ventilación natural, con ventanas y puertas abiertas, es suficiente para seguir garantizando que no haya contagios.

Desde CSIF Educación CyL llevamos meses demandando sistemas complementarios a la ventilación natural en las aulas. En el marco de la supervisión y el seguimiento que realizamos de las medidas preventivas anti Covid-19 en los centros educativos y ante la esperada bajada de las temperaturas, nos hemos dirigido por escrito al Ministerio, a las consejerías del ramo, a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y a los Ayuntamientos para reclamar que se revisen los protocolos de ventilación .

En dos escritos remitidos el 21 de octubre de 2020 a la Consejera de Educación, Rocío Lucas, y a la directora general de Función Pública y presidenta del Comité Intercentros de Seguridad y Salud Laboral, Paloma Rivero, la responsable del sector de Educación de CSIF Castilla y León, Isabel Madruga, solicitó que se adoptaran medidas preventivas necesarias para conseguir la purificación del aire de las aulas en los centros educativos de la Comunidad. Lo hemos pedido, también, a través de la prensa, la radio y la TV de forma encarecida porque sabíamos que con la llegada del invierno y las bajas temperaturas que se alcanzan en nuestra Comunidad la situación sería insostenible, como de hecho es y será debido a las heladas y las nieves que se esperan tras la vuelta a las clases después de las Navidades.

Son muchos ya los Ayuntamientos que, en la línea de acción iniciada por CSIF, han dotado de medidores de CO2 y de purificadores de aire a los centros de sus localidades. Por ello, nos complace que la Administración haya aceptado, aunque tarde, alguna de nuestras propuestas, pero consideramos que tales medidores son claramente insuficientes para garantizar la seguridad en las aulas de los docentes y del alumnado. Por eso seguimos insistiendo en ir un paso más allá y dotar a los Centros Educativos de purificadores de aire.

Estos dispositivos, que deben cumplir con la homologación europea, supondrían una inversión relativamente pequeña, según los estudios realizados por CSIF, ya que para un espacio de 45 metros cuadrados se requeriría un dispositivo con capacidad para 12,5 litros por segundo y ocupante.

El funcionamiento de dichos aparatos podría alternarse con la ventilación natural del espacio, con lo que incluso podrían compartirse para varias aulas durante la jornada lectiva.

El sindicato continuará llevando a cabo actuaciones en diferentes ámbitos encaminadas a lograr un aula segura.

CSIFxAulaSegura