El Sescam, condenado por discriminar a una MIR embarazada
-CSIF logra una sentencia sobre la tutela al derecho a la igualdad y a la no discriminación por razón de sexo que incluye una indemnización por daños morales
-Las trabajadoras de la sanidad con adaptaciones de puesto de trabajo, gestaciones de riesgo y exposición a la Covid-19 tienen derecho a cobrar las guardias, aunque no las trabajen
14 de Febrero de 2022
La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha logrado una importante sentencia sobre discriminación por embarazo de una médico interno residente (MIR) del Sescam que incluye como novedad la indemnización por daños morales.
La MIR, que realizaba su labor en el Complejo Hospitalario de Toledo, tuvo una adaptación de puesto de trabajo compatible con su estado por riesgo durante el embarazo desde la semana 24 de gestación, tal y como indicaban los informes del Servicio de Prevención de Riesgos Laborales.
Sin embargo, durante el periodo de adaptación del puesto de trabajo no le fueron abonadas guardias médicas, las cuales no pudo realizar como consecuencia de su embarazo.
La responsable de Prevención de Riesgos Laborales de CSIF en el Sescam, Victoria Gutiérrez, subraya que “es intolerable que las trabajadoras perciban menos por estar embarazadas. Es algo que el Sescam está haciendo continuamente a pesar de que estar tipificado en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Además del embarazo y gestaciones de riesgo, las adaptaciones de puesto de trabajo por exposición a la Covid-19 también tienen derecho a cobrar las guardias”.
Hasta en dos ocasiones presentaba resoluciones denegatorias la Dirección Gerente de Atención Primaria del Área de Salud de Toledo a los recursos presentados por CSIF y la médico interno residente afectada, agotando la vía administrativa. “Es increíble que el Sescam obligue a litigar continuamente para reconocer los derechos de sus propios trabajadores”, añade Gutiérrez.
La sentencia, dictada por el Juzgado de lo Social número 2 de Toledo el pasado 8 de febrero, fija una indemnización de 7.504,42 euros por daños materiales (media ponderada en concepto de guardias) y 6.251 euros en concepto de indemnización por daños morales.
Para acabar con la discriminación del Sescam, CSIF está llevando a cabo una campaña informativa en la red de centros sanitarios y hospitalarios de la región asesorando a las profesionales afectadas sobre cómo reclamar el abono de las guardias no realizadas.