CSIF pide al Consell que defina cuánto antes qué zonas dentro de la provincia de Castellón son de difícil cobertura sanitaria
El sindicato propone incentivar a los profesionales que acudan a trabajar a estas zonas con modificaciones retributivas y mayores puntuaciones en bolsa y oposiciones
17 de Enero de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSIF ha alertado de la “complicada situación” por la que, debido a la falta de personal, atraviesan en el ámbito sanitario determinadas zonas de la provincia de Castellón.

Desde CSIF han explicado que “hospitales como el Comarcal de Vinaròs o centros de salud ubicados en municipios del interior que pertenecen a comarcas como Els Ports, el Maestrat, el Alto Mijares, l’Alcalatén, o incluso la Plana Alta, se están encontrando con enormes dificultades para cubrir plazas vacantes, lo que redunda en una merma en la calidad de la atención sanitaria para los pacientes”.

En concreto, en el caso de la comarca de Els Ports, desde CSIF han lamentado que “debido la falta de sustitutos, se da la circunstancia de un médico debe cubrir varias localidades durante su turno, lo que sucede en municipios como Portell, Cinctorres, La Mata, Zorita o Forcall, donde los propios alcaldes temen que esta medida sea una forma encubierta de suprimir médicos a medio plazo”.

A su vez, desde la central sindical han apuntado casos como el de Vallibona, “donde la plaza de médico lleva sin cubrir desde hace cerca de año y medio y, aunque hasta ahora el médico de Morella pasaba consulta, ahora solo se desplaza en caso de urgencia”.

Igual sucede en localidades como Xiva de Morella u Ortells, “a las que el médico no acude desde el inicio de la pandemia, lo que obliga a los pacientes a desplazarse a Morella o a Forcall para recibir atencion sanitaria”; así como en Castell de Cabres, “donde aunque antes el médico iba una vez por semana, ahora los vecinos deben ir a Morella”.

Se trata de zonas donde los servicios básicos se encuentran a unos 70 kilómetros y que necesitan recursos urgentes para, si se produce una incidencia grave, poder llegar a los pacientes en 20 minutos y no en una hora, como está ocurriendo hasta la fecha”, han agregado desde CSIF.

En ese sentido, desde CSIF han recordado que la falta de medios afecta también al Hospital Comarcal de Vinaròs donde, según señalan, “además del problema para cubrir las bajas y sustituciones, para garantizar una asistencia adecuada faltan por materializar los refuerzos de Enfermería y auxiliares que fueron aprobados a finales del pasado año por la Conselleria y que, no solo no se han hecho efectivos, sino que tampoco se han abordado posibles incentivos para convertir estas plazas en destinos más atractivos para los profesionales frente a otros hospitales donde la contratación resulta más sencilla”.

Y es que, mientras las plantas de medicina interna del conjunto de la Comunitat tienen unas ratios de personal de 11+1 en el caso de Enfermería, en Vinaròs en estos momentos solo disponen estructuralmente de 9 profesionales, lo que supone que ni siquiera cuentan con el personal mínimo necesario para poder cubrir de manera adecuada tanto los turnos como las guardias.

Esta reducción de servicios que afecta directamente a las personas que residen en el interior de la provincia, muchas de ellas de edad avanzada, junto con la reducción de los horarios de consulta y la no cobertura de las bajas supone una grave merma en la calidad de la atención sanitaria justo en plena sexta ola de la pandemia”, han lamentado desde CSIF, que han reclamado al Consell que “habilite medidas extraordinarias, como incentivar a los profesionales que acudan a trabajar a estas zonas con modificaciones retributivas para que reciban un mayor complemento específico, además de incrementar sus puntuaciones en bolsas y oposiciones”.