CSIF exige localizar las mascarillas defectuosas, su retirada urgente y la puesta en cuarentena del personal que las haya utilizado
- El embalaje de estas mascarillas tiene el código de barras 6 972306 630042 que coincide con mascarillas utilizadas en Correos para trabajar


- El sindicato demanda un análisis minucioso también en la empresa postal

- No hay derecho a que después de semanas con falta de material ahora se reparta ni una sola mascarilla que no cumpla la normativa
17 de Abril de 2020

El Ministerio de Sanidad ha ordenado la retirada inmediata de un lote de mascarillas FFP2 del fabricante “Garry Galaxy” modelo N95 porque no reúnen las condiciones de protección necesarias ni cumplen con la normativa europea. El embalaje de estas mascarillas, según ha informado el departamento ministerial, tiene el código de barras 6 972306 630042 que coincide con mascarillas que también han sido utilizadas en Correos como demuestra la imagen que acompaña a esta información y que nos ha enviado un afiliado de una mascarilla que ha sido utilizada por él en su trabajo en Correos en la provincia de Zaragoza. El sindicato exige, por lo tanto, un análisis minucioso para ver si estas mascarillas también son defectuosas.

Desde CSIF exigimos que se localicen y se retiren de manera urgente y lamentamos la inoperancia del Ministerio de Sanidad. No hay derecho a que después de semanas con falta de material de protección en toda España ahora se repartan miles de mascarillas defectuosas. CSIF exigirá responsabilidades.

CSIF critica la falta de previsión, así como la improvisación e inoperancia del Ministerio de Sanidad, que vuelve a retirar material de protección por no cumplir éste con los estándares de calidad. Además, consideramos que este error supone un doble perjuicio: el que sufrirán de nuevo las arcas públicas por la compra de un material inservible, y sobre todo el que sufren los trabajadores que han estado usando unas mascarillas que no realizaban su función de protección frente al COVID-19. Invertiría el orden

CSIF exige la retirada inmediata de estas mascarillas defectuosas en aquellas comunidades autónomas que aún no hayan trasladado la orden de retirada de este material y se reserva las acciones judiciales que considere oportunas contra el ministerio de sanidad Gobierno por haber equipado a los trabajadores que luchan contra la pandemia con un material que no garantiza su salud. Hay que recordar que el pasado 31 de marzo, CSIF presentó una denuncia ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo contra el ministro de Sanidad por su gestión contra el coronavirus, al entender que los contagios y fallecidos por la falta de previsión y de material de protección podrían constituir delitos contra los trabajadores por la infracción de normas de prevención laboral, de lesiones y de homicidio imprudente.