Resultado Informe PISA 2018
- Los resultados PISA 2018 descubren un país paralizado en su rendimiento académico y ponen de manifiesto las desigualdades entre Comunidades Autónomas.
03 de Diciembre de 2019

Los resultados PISA 2018 conocidos hoy miden el rendimiento académico del alumnado de 15 años –lo que en España equivale a 3º ESO-, en Matemáticas, Ciencias y Lectura. Los resultados de Lectura no han sido publicados en España, debido a incidencias encontradas en el desarrollo de las pruebas.

Los resultados comparativos de España en Matemáticas y Ciencias 2015-2018, son:

Es importante destacar que las cifras engloban seis niveles, del más bajo –nivel 1–, al más alto –nivel 6–. La proporción sería como sigue:

  • Nivel 1: hasta 420.
  • Nivel 2: hasta 482.
  • Nivel 3: hasta 545.
  • Nivel 4: hasta 607.
  • Nivel 5: hasta 669.
  • Nivel 6: por encima de 669.

España se encuentra en el nivel 3. Sin embargo, muchas Comunidades Autónomas se encuentran en el nivel 2.

Como se puede ver, estos resultados muestran una bajada generalizada, tanto en Ciencias como en Matemáticas. Además, se perpetúan grandes diferencias entre unas Comunidades y otras.

En el día de hoy se sucederán declaraciones de representantes políticos comentando estos resultados, pero la realidad es que este falso compromiso y estas palabras huecas nos tememos que no vendrán acompañadas después con hechos que permitan reducir las diferencias entre Comunidades Autónomas y mejorar el rendimiento del alumnado. Esta falta de compromiso se arrastra si analizamos los datos de inversión educativa, con niveles aún anteriores a la crisis, y la parálisis legislativa en la que seguimos inmersos, con la aplicación de una ley parcheada (LOE-LOMCE).

Lamentablemente, no se tomarán con urgencia las medidas necesarias para mejorar la educación pública, medidas que CSIF lleva años demandando y que deben pasar por incrementar el número de profesorado y reducir las ratios, permitiéndonos llegar mejor al alumnado y adecuar la práctica docente para mejorar los resultados. Además, los amplios contenidos que establece la legislación son impuestos por las Administraciones (estatal y autonómica) y son evaluados a través de estándares rígidos que aumentan la burocratización y no repercuten en la mejora del nivel del alumnado. Esto es una muestra de lo que sucede si sale adelante una ley a espaldas del profesorado, que es quien debe aplicarla día a día en las aulas.

CSIF pide a las Administraciones Educativas que reflexionen a la luz de estos resultados y luchen por alcanzar un Pacto por la Educación, que la aleje de los vaivenes políticos, y que permita consensuar una Ley de Educación estable, en la que se cuente con el profesorado. Exigimos al Ministerio de Educación que ponga en marcha mecanismos que permitan reducir las desigualdades, establecer un currículo homogéneo y estable e incrementar la inversión educativa.

Por ti, contigo y la educación pública

Madrid, a 3 de diciembre de 2019

Ficheros Adjuntos: