Correos también retira 1.400 mascarillas defectuosas tras la denuncia de CSIF
# El sindicato alertó que el código de barras de las mismas coincidía con el señalado por el Ministerio de Sanidad.

# CSIF exige a la empresa la puesta en cuarentena desde ya de todo el personal que haya utilizado estas mascarillas.
20 de Abril de 2020

Tras la denuncia el pasado viernes 17 de abril de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, Correos ya ha retirado un lote de 1.400 mascarillas defectuosas por orden del Ministerio de Sanidad con las que una parte de sus empleados habían estado trabajando hasta la semana pasada. El sindicato alertó el mismo viernes 17 de abril que este problema de las mascarillas defectuosas, al igual que en centros sanitarios, también estaba en Correos. La empresa postal había entregado a sus empleados mascarillas FP2 modelo N95 con el código de barras 6 972306 630042 que coincidía con las mismas mascarillas que, según el Ministerio de Sanidad, no cumplen con la normativa europea ni reúnen las condiciones de protección necesarias. Desde CSIF lamentamos la inoperancia del Ministerio de Sanidad y exigimos a Correos la puesta en cuarentena, desde ya, del personal que haya utilizado esas mascarillas al tratarse de un material que no garantizaba su salud. Las cifras, que se ha cobrado hasta ahora la pandemia en Correos, son muy altas con tres trabajadores fallecidos, más de 900 positivos y de 3.000 casos en cuarentena. Correos es estadísticamente el segundo sector, tras el sanitario, donde el COVID-19 está haciendo más mella. Sus trabajadores tienen unas posibilidades de contagio siete veces mayor que el resto de la ciudadanía tal y como ha denunciado CSIF desde la declaración del Estado de Alarma. Sin embargo, Correos aumenta servicios cada semana lo que pone en riesgo la salud de más empleados.