CSIF RECLAMA UN PLAN DE CONTINGENCIA PARA PALIAR EL INCREMENTO DE BAJAS LABORALES POR LA VARIANTE ÓMICRON EN EL AYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA
20 de Enero de 2022

La Sección Sindical de CSIF en el Ayuntamiento de Zaragoza reclama a los responsables municipales un Plan de Contingencia urgente para poder hacer frente al incremento de casos de baja laboral que vienen sucediendo, y que van a continuar produciéndose en esta administración, debidos, principalmente, a la variante ómicron como principal responsable de los casos de contagio en plena séptima ola de covid-19.

Señalar que sólo en el pasado diciembre el número de bajas por covid-19 rondó las 300, así que con la evolución que hemos vivido en enero, puede llegar a afectar a más del 10 % de la plantilla municipal. Pedimos al Ayuntamiento de Zaragoza que comience a actuar con celeridad y responsabilidad.

El sindicato considera que en las próximas fechas se alcanzará el pico de incidencia de esta variante, y que la repercusión inmediata en los centros de trabajo municipales, puede ser una altísima cifra de bajas dentro de los empleados públicos y que probablemente dejen los ya mermados servicios municipales en una situación insostenible.

CSIF solicita que cuanto antes se agilicen los sistemas de contratación, como han hecho otras administraciones, para poder reforzar las plantillas conforme siga incrementándose el número de bajas, y si existiera vocación de permanencia todavía mejor, ya que las necesidades de las plantillas no sólo se deben a esta situación excepcional que vivimos actualmente.

La instrucción para el nombramiento o contratación de personal temporal no permanente que se aplicó en el año 2021 ha estrangulado los servicios, dejando su funcionamiento bajo mínimos en cuanto a efectivos. Es un error supeditar la prestación de servicios públicos a criterios meramente económicos y limitar la contratación de personal. Esta dinámica nos aboca a que, ante cualquier circunstancia imprevista como la que estamos viviendo, sea inevitable un deterioro en la calidad de la prestación de los servicios públicos provocando, incluso, el cierre de instalaciones.