DENUNCIA LA PERDIDA DE 200 PLAZAS DE MIR DE FAMILIA POR LA PRECARIEDAD QUE SUFREN ESTOS PROFESONALES
Denunciamos que es la primera vez que se quedan 200 plazas de MFyC que no serán cubiertas este año por ningún/a residente, a las que se suman 8 de Medicina del Trabajo, 8 de Medicina Preventiva y Salud Pública y 1 de Microbiología y Parasitología.
23 de Mayo de 2022

Desde CSIF queremos alertar y mostrar nuevamente nuestra preocupación tras conocerse que de las 2.336 plazas disponibles de Medicina Familiar y Comunitaria (MFyC) en la convocatoria actual de FSE han quedado sin cubrirse 200 plazas, suponiendo alrededor del 8,5% de las plazas ofertadas para esta especialidad este año, lo cual no había ocurrido nunca y donde la elección telemática que no permite la adjudicación en tiempo real ha afectado especialmente, lo cual hemos denunciado en diversas ocasiones tras la imposición hace ya un año de este sistema de elección y adjudicación de plazas.

En total se han ofertado 8.188 plazas a las que podían optar 9.932 profesionales que habían superado la nota de corte, de forma que finalmente han quedado más de 1.700 profesionales que habiendo aprobado el examen no han podido optar a una plaza de FSE en el SNS, cifra a la que hay que sumar las 217 plazas de medicina que no se han cubierto.

Desde CSIF llevamos mucho tiempo demandando al Ministerio de Sanidad y a las Administraciones Sanitarias que realmente se ponga en valor la Medicina Familiar y Comunitaria y que se establezcan medidas que incentiven la formación de profesionales en Atención Primaria que permitan a su vez mejorar las condiciones laborales de quienes trabajan en este nivel asistencial.

Recientemente hemos celebrado desde CSIF el día de la Atención Primaria y de la Medicina de Familia, donde hemos vuelto a visibilizar una vez más la necesidad de invertir en este nivel asistencial el 25% del gasto sanitario total, acorde a sus funciones y cartera de servicios, y recordamos además la encuesta que lanzamos a sus profesionales donde el 98,2% de encuestados consideraban necesaria y urgente una reforma de la Atención Primaria con aumento de financiación, recursos humanos y materiales y un nuevo modelo de atención adaptado a las necesidades reales de la población y de sus profesionales.

También desde CSIF hemos visibilizado que para alcanzar ratios de RRHH equiparables a los países de nuestro entorno y una adecuada planificación de RRHH a corto-medio plazo que tenga en cuenta las numerosas jubilaciones que se van a producir en los próximos años y la falta de efectivos que vamos a sufrir si no se pone remedio ya, sería necesario que nuestro SNS dispusiese de al menos 9.500 profesionales más de medicina familiar y comunitaria y más de 28.217 de enfermería, además del resto de categorías que trabajan cada día en nuestros Centros de Salud.

También hemos reivindicado desde nuestra organización sindical que es necesaria una planificación y financiación de RRHH adecuada y coordinada a medio-largo plazo entre el Ministerio de Educación y de Sanidad y que el incremento de plazas de FSE ofertadas en la convocatoria actual ha sido de 3,8%, muy alejado del 20% que reclamamos y además hemos solicitado que se revisen los programas formativos de FSE de las especialidades vinculadas a Atención Primaria adecuando los requisitos para la acreditación de Unidades Docentes y que se favorezca un incremento de las plazas ofertadas. Desde CSIF consideramos clave que se aumente el periodo de rotaciones por Atención Primaria de las distintas especialidades de FSE, que se establezca una formación pregrado reglada en APyC además de medidas específicas para impulsar que los y las profesionales quieran trabajar en los Centros de Salud y que ayuden a visibilizar la gran labor que realizan los mismos.

Desde CSIF también hemos denunciado que el último informe publicado sobre el “Modelo de simulación de médicos especialistas en España 2021-2035” refleja la gravedad de la situación, ya que la reducción de efectivos en MFYC ha sido del 2,14% en los tres últimos años, considerando el panel de expertos encuestados que es la especialidad que sufre el mayor déficit de profesionales de nuestro SNS.

Por todo ello, desde CSIF demandamos que se subsanen las causas que están provocando que nuestros/as profesionales de medicina no quieran optar a la FSE de esta especialidad, ya que aunque entendemos que el número de plazas ofertadas es el mayor de todas las especialidades, no había ocurrido hasta ahora que se quedaran desiertas un número tan elevado de vacantes.

La falta de voluntad para mejorar las condiciones laborales, retributivas y formativas del personal residente en formación, mediante la necesaria modificación de la normativa estatal que regula este personal en formación, y para garantizar la adecuada financiación de Atención Primaria, que permita la implantación real del Marco Estratégico y del Plan de Acción de APyC 2022-2023, ha puesto de manifiesto una vez más que si no se toman soluciones efectivas que pongan en valor la Atención Primaria que permitan que nuestros/as profesionales quieran y puedan desempeñar una labor asistencial de calidad en este nivel, que es la base del SNS y garantiza el acceso universal y equitativo al mismo, las consecuencias que ya estamos sufriendo llevarán a este paso a una situación irreversible que podría hacerla desaparecer. Por ello, desde CSIF continuaremos reivindicando y luchando por su puesta en valor, su dignidad y su supervivencia ante el Ministerio de Sanidad y todas las Administraciones Sanitarias implicadas.