CSIF-A cree un "atropello a los derechos de los trabajadores de la sanidad pública" la orden que suprime permisos y estudia acciones legales
ACTUALIDAD | SANIDAD
09 de Noviembre de 2020
  • El sindicato se ha concentrado al mediodía en centros sanitarios de todas las provincias en protesta por las decisiones unilaterales de la Administración sanitaria, que suponen “la mayor vulneración en décadas” hacia el colectivo
  • Critica que el gerente del SAS se haya marchado tras realizar su intervención en la Mesa Sectorial sin oír a los representante de los trabajadores

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) Andalucía, primera fuerza sindical multiprofesional en el Servicio Andaluz de Salud (SAS), ha calificado como “atropello a las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras de las sanidad pública andaluza” la Orden de 8 de noviembre por la que se establecen medidas en materia de recursos humanos para la gestión de la situación de crisis sanitaria en el ámbito del Servicio Andaluz de Salud, y ha anunciado que estudia acciones legales contra la misma.

Dicha orden, firmada ayer domingo por el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, y publicada este lunes en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), sin negociación previa con las organizaciones sindicales, supone “un atropello a los trabajadores de la sanidad pública, al suprimir todos los permisos, licencias y vacaciones, y al disponer, a discreción, de los turnos y de la movilidad de los profesionales”.

Así lo ha manifestado el presidente de CSIF Sanidad Andalucía, Victorino Girela, tras la Mesa Sectorial de Sanidad, de la que todas las organizaciones presentes se han marchado después de realizar sus intervenciones como señal de protesta a la falta de diálogo de la Administración sanitaria. De hecho, según ha criticado el dirigente sindical y la totalidad de los sindicatos presentes, el gerente del SAS, Miguel Ángel Guzmán, ha intervenido en primer lugar y se ha marchado, sin oír siquiera la postura de las organizaciones sindicales.

Girela ha considerado que la Administración sanitaria ha procedido con “nocturnidad y alevosía”, al comunicar este domingo a las organizaciones sindicales, “como hecho consumado”, el contenido de la orden, “que constituye una total imposición por parte de la Administración y que representa la mayor vulneración en décadas de las condiciones laborales de este colectivo”. Ante ello, CSIF Andalucía estudia emprender acciones legales contra dicha orden.

Profesionales, exhaustos

Asimismo, “el gerente del SAS no ha dado ninguna explicación convincente en relación a la manera de proceder sin ningún tipo de diálogo con los legítimos representantes de los trabajadores”, ha añadido el presidente de CSIF Sanidad Andalucía, que subraya que “una vez más se penaliza a los profesionales de la sanidad pública, que están exhaustos”.

En virtud de dicha orden, además de la suspensión de permisos, se permite la modificación de la jornada, turnos y descansos que se estimen oportunos, así como la posibilidad de realizar jornadas laborales de hasta 14 horas diarias durante siete días seguidos, garantizando únicamente 70 horas semanales de descanso.

Igualmente, las disposiciones contenidas en esta orden posibilitan la movilidad de los profesionales a distintas unidades, centros o áreas, lo que obliga a dicha movilidad en centros y entre distintos centros y localidades. Además se contempla la posible asignación de tareas correspondientes a una categoría o especialidad distinta a la que se ocupa.

Tampoco se permiten las excedencias por cuidados de familiares e hijos, las reducciones de jornada, la jornada mínima de trabajo, los periodos mínimos de descanso entre jornadas y se suspende la exención de guardias a mayores de 55 años.

Concentraciones en las ocho provincias

“Desde CSIF Andalucía consideramos que se trata de un nuevo atropello de la Administración, que puede hacer y deshacer a su antojo, con la excusa de la pandemia, a costa de los profesionales, que ven cómo sus derechos se reducen a nada”, según ha manifestado Victorino Girela para avalar las concentraciones convocadas este lunes a mediodía en centros sanitarios de todas las provincias “en señal de protesta contra este nuevo varapalo a los derechos de los trabadores y trabajadoras de la sanidad pública”.

Asimismo, Girela ha señalado que “CSIF se ha opuesto a la contratación sin control que pretende la Administración y también a la paralización de traslados y OPE, que hubiera supuesto una inyección de efectivos en el sistema sanitario público”.

Ver Galería