Nueva mascarilla dudosa: CSIF exigió hace dos semanas al SAS que verificase también el material procedente de donaciones
ACTUALIDAD | COVID19
30 de Abril de 2020
  • Aparece un nuevo modelo de producto que se ha demostrado ineficaz, la denominada INUAN KN95, que tiene como origen una donación particular
  • Esta nueva remesa que se ha ordenado retirar se ha utilizado por profesionales de los hospitales Regional y Clínico de Málaga, según ha podido constatar el sindicato

CSIF Sanidad Andalucía reitera al Servicio Andaluz de Salud (SAS) su petición para que verifique todo el material que se emplee en los centros sanitarios de Andalucía, incluyendo el procedente de donaciones, ante la aparición de un nuevo modelo de mascarillas de dudosa eficacia como FFP2 y que está en uso entre los profesionales. Se trata del producto denominado Mascarilla INUAN KN95, que procede en este caso de una donación particular.

Según ha comunicado el propio Servicio Andaluz de Salud este jueves a los representantes de los trabajadores, tras detectar la anomalía ha ordenado la retirada de dichas mascarillas que, en este caso, no han sido proporcionadas por la Subdirección de Compras, ni por las centrales de compras provinciales del SAS, sino que tienen como origen una donación particular.

Desde que se detectara la primera partida de mascarillas defectuosas o de dudosa eficacia, las Garry Galaxy (bolsa verde) que suministró el Ministerio de Sanidad, el pasado 17 de abril, CSIF Sanidad Andalucía ha insistido, tanto en los comités de seguridad y salud como en la propia Mesa Sectorial del SAS, la verificación y trazabilidad de todo el material que llegue a los centros sanitarios, incluyendo el procedente de donaciones, como este último modelo de mascarilla cuya eficacia se cuestiona ahora.

Según ha podido corroborar CSIF, estas nuevas mascarillas dudosas han sido utilizadas en los dos grandes hospitales malagueños (el Regional y el Clínico) y también han sido localizadas y retiradas en el Hospital Universitario Virgen de las Nieves de Granada, aunque no está confirmado que se hayan usado en este último centro.

El SAS ha comunicado que se va a proceder a identificar a los trabajadores que las han utilizado y a su aislamiento preventivo si procede, así como a la realización de test rápido o PCR.

Desde CSIF, este mismo martes se pidieron explicaciones al Servicio Andaluz de Salud en relación a dos nuevos modelos de mascarillas que han sido usadas por profesionales y cuya retirada ha sido ordenada también esta semana ante las dudas del cumplimiento de la normativa que garantizan su efectividad. En concreto se trata de los productos Elite Respirator EB09.049 y KN95 Mask (Purgivor).

El Sector de Sanidad de CSIF Andalucía quiere mostrar públicamente su "total indignación porque de nuevo aparezcan productos no adecuados que están siendo usados por los profesionales de la sanidad durante su trabajo para afrontar la pandemia de la Covid-19". "No es de recibo que se entregue material cuya efectividad no está contrastada, poniendo en riesgo su salud, la de sus familiares, compañeros y de la ciudadanía en general".

En este sentido, CSIF no descarta emprender las medidas que estime necesarias para garantizar la seguridad de los profesionales del sistema sanitario público de Andalucía.