CSIF-A reclama la puesta en marcha de estrategias de prevención del suicidio en el ámbito del trabajo
ACTUALIDAD| SEGURIDAD Y SALUD LABORAL
09 de Septiembre de 2022

  • Con motivo del Día Mundial de Prevención del Suicidio, la central sindical lanza una campaña para mostrar las señales para su detección y actuar a tiempo
  • Solicitan la aprobación urgente de un Plan de Prevención Nacional y un protocolo específico en cada administración para detener las ideas suicidas

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, sindicato mayoritario en las Administraciones Públicas y con presencia creciente en la empresa privada, reclama la puesta en marcha de estrategias de prevención del suicidio en el ámbito del trabajo. Situaciones como el estrés laboral sostenido en el tiempo, jornadas de trabajo extensas que no permiten la desconexión, el acoso laboral, la pérdida del empleo o el desempleo de larga duración, son factores que “lamentablemente” pueden llevar a una persona a tener ideas suicidas.

Para conmemorar el Día Mundial de Prevención del Suicidio que se celebra este 10 de septiembre, CSIF ha puesto en marcha una campaña de prevención y de información sobre las señales para su detección bajo el lema “Abramos los ojos a una realidad. Actuemos ante el suicidio laboral”. Dicha campaña alerta sobre falsos mitos acerca de las conductas o perfiles de las personas suicidas, defendiendo que existen señales que pueden ayudar a identificar estas situaciones para poder actuar a tiempo.

La secretaria de Seguridad y Salud Laboral de CSIF-A, Pilar González, lamenta que “aunque el suicidio en España es la primera causa de muerte no natural, la asignación presupuestaria destinada para su prevención es bastante inferior a la que se emplean para trabajar por causas como los accidentes de tráfico”.

Durante el año 2020, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en Andalucía se produjeron 793 suicidios, 153 más que el año anterior, lo que supuso algo más del 20% del total en España con 3.941 casos. Estas cifras sitúan a la región andaluza como la tercera comunidad autónoma con mayor número de muertes por esta causa, por detrás de País Vasco y Cantabria.

La responsable sindical ha explicado que la pandemia por Covid-19 y sus efectos colaterales han provocado daños en la salud mental de la ciudadanía en general, “pero sobre todo entre los diferentes colectivos profesionales que han estado en primera línea de lucha contra el virus”, como así lo reflejan los datos de la reciente encuesta realizada por CSIF sobre la salud mental.

Plan de Prevención Nacional del Suicidio

Por este motivo, desde la central sindical reclaman la aprobación urgente de un Plan de Prevención Nacional del Suicidio y un protocolo específico en cada administración y con medidas específicas para los colectivos profesionales más vulnerables mediante una batería de propuestas y de reivindicaciones al Ministerio de Sanidad y a los diversos Gobiernos autonómicos.

Entre estas peticiones destacan una mayor inversión en salud mental con un enfoque multidisciplinar, programas de prevención, detección precoz e intervención ante las conductas suicidas con refuerzo y apoyo psicológico en el entorno laboral. Desde CSIF solicitan mayor formación y capacitación de los profesionales de la Atención Primaria y de los médicos/as y enfermeros/as del trabajo para identificar grupos de riesgo y técnicas de detección y manejo de conductas suicidas. Asimismo, piden que el suicidio derivado del ámbito laboral sea considerado como accidente laboral tras una autopsia psicosocial.