CSIF Educación Andalucía insta a la consejera a bajar la cifra de alumnos por aula y le ofrece trabajar en un pacto de plantillas docentes para una mejor atención educativa
ACTUALIDAD |EDUCACIÓN
05 de Septiembre de 2022

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) Andalucía, primera fuerza sindical de la enseñanza pública en la comunidad andaluza, ha instado a la consejera de Desarrollo Educativo y Formación Profesional, Patricia del Pozo, a “comenzar a implementar desde ya medidas para bajar la ratio de alumnos y alumnas por aula en los centros educativos públicos andaluces” y le ha tendido la mano para “trabajar en un pacto de plantillas docentes para una mayor calidad educativa y una mejor atención a la diversidad”.

Así lo ha manifestado la presidenta del Sector de Educación de CSIF Andalucía, Elena García, durante la primera reunión que la titular del ramo ha mantenido con las organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial de Educación en Andalucía, al tiempo que ha defendido “la enseñanza pública como eje vertebrador del sistema educativo, así como a sus profesionales, que siguen sin estar suficientemente reconocidos y con los que se tiene una deuda por todo lo que han dado durante la pandemia de la Covid-19”. CSIF ha ofrecido colaboración y diálogo honesto y responsable a la consejera.

“Pedimos al Gobierno andaluz una apuesta por la enseñanza pública y por su defensa, habida cuenta de que sobre ella está recayendo mayoritariamente la eliminación de unidades”, según ha explicado la dirigente sindical, que ha recordado que “la enseñanza pública es la única que conduce a la equidad y la única universal e inclusiva”. En este sentido, García ha anunciado que “CSIF se opondrá a todo impulso a una red que no sea la pública y rechazará de plano conciertos en etapas educativas que no los tienen hasta la fecha”.

Respecto a la bajada de la radio, la presidenta de CSIF Educación Andalucía ha recordado que en marzo de 2017 CSIF inició una campaña encaminada a lograr este objetivo, proponiendo un descenso de cinco alumnos y alumnas de media por nivel educativo. Sin embargo, no se ha producido ningún avance y ha apuntado que “la pandemia ha puesto al descubierto la necesidad de trabajar con menor número de alumnos, lo que favorece una enseñanza más individualizada y mejora ostensiblemente la convivencia en los centros”.

La dirigente sindical a invitado a la consejera a “que dé los primeros pasos, ya desde el inicio de la legislatura, porque es un clamor de la comunidad educativa, y que no se encierre en medias aritméticas y en la matemática exacta de que a menos niños, menos profesores”. Para ello, a su juicio, lo primero que hay que hacer es análisis exhaustivo de las plantillas de la comunidad, determinar cuántas unidades están en ese límite máximo y cuántas lo sobrepasan haciendo uso de la excepcionalidad del incremento del 10%”.

Igualmente, Elena García ha expresado su disposición “a trabajar en esta legislatura en un acuerdo de plantillas para una mayor y mejor atención educativa a la diversidad y calidad educativa”, ya que “no estamos de acuerdo en que sean acordadas curso escolar tras curso escolar”, sino que “la plantilla docente se tiene que ampliar y consolidar de forma estructural”. “Estamos dispuestos a llegar a un pacto a varios cursos escolares al respecto”, ha añadido.

Atención a la diversidad
Igualmente, García se ha referido a la atención a la diversidad y sus profesionales (orientadores y maestros de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje) y ha manifestado que “cada vez hay más alumnado y, a pesar de que los recursos han crecido, no son suficientes y no se han incrementado en proporción a los alumnos y alumnas que necesitan atención”. En esta línea ha recordado que más del 70% de este profesorado comparte centro en dos y tres centros y atiende a más de 25 alumnos y alumnos de media, con un alto porcentaje que atiende a más de 30, lo que supone una “situación preocupante que hace necesario que se incrementen sustancialmente los recursos que se dedican a este alumnado, con más orientadores y docentes especialistas en PT y AL”.

Por otra parte, Elena García se ha referido al exceso de burocracia que afrontan los docentes y ha apremiado a la Administración a “tomar medidas para combatir esta lacra en la labor docente, que desvía el verdadero quehacer del profesorado y sólo sirve como mecanismo de fiscalización del profesorado”.

La dirigente de CSIF ha puesto en valor, sobre todo en este momento de inflación y de encarecimiento del combustible, el conocido como Concursillo, “que fue una reivindicación histórica del sindicato y en solitario durante mucho tiempo” y cuya permanencia y mejora va a seguir defendiendo. En relación al concurso general de traslados, CSIF Educación reclama que se saque el mayor número de vacantes posibles, de manera que la plantilla de funcionamiento se aproxime al máximo a la plantilla orgánica.

Promoción profesional
Asimismo, la central sindical ha trasladado a la consejera la necesidad de dignificar la labor docente articulando para ello medidas de promoción y carrera profesional para los docentes porque “no es de recibo que el profesorado entre y salga de su carrera profesional igual. Por ello vamos a exigir carrera profesional, verdaderos procesos de promoción profesional del Grupo A2 al Grupo A1 y también que se convoquen procesos de acceso al Cuerpo de Catedráticos en Secundaria, que es una asignatura pendiente en Andalucía”.

Otro de los asuntos pendientes son las transferencias de los maestros de Religión, sobre las que CSIF reclama celeridad para que puedan resolverse en el presente curso escolar.