CSIF condena la agresión sufrida por un funcionario de la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga) y pide más medidas de seguridad
01 de Agosto de 2022
  • CSIF denuncia la dejadez por parte de Instituciones Penitenciarias que, unida a la falta de personal en las cárceles, supone un gran riesgo para la integridad física de los trabajadores

CSIF Málaga ha condenado la agresión sufrida por un funcionario de la prisión de Alhaurín de la Torre (Málaga) a manos de un interno. Los hechos ocurrieron ayer, 31 de julio, cuando un preso del módulo 9 propinó un puñetazo a un trabajador del centro después de que este abriese la puerta de la celda al escuchar golpes. El funcionario tuvo que ser trasladado al hospital para ser atendido por las heridas provocadas.

La Central Sindical ha lamentado este nuevo ataque a un profesional y ha denunciado la situación “de total abandono” que se vive en las prisiones. Asimismo, el sindicato ha exigido más medidas de seguridad y ha subrayado que “la inactividad del Ministerio del Interior y de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y la falta de personal suponen un gran riesgo para la integridad física de los trabajadores”. Las plazas vacantes en las cárceles andaluzas superan el medio millas.

Delegados del sindicato han manifestado que, tras hablar con la dirección del centro penitenciario, se ha solicitado el traslado del interno a otra prisión y se ha decidido llevar la agresión al funcionario al juzgado. Asimismo, denuncian que no es la primera situación “compleja” que se vive con el interno, lo que evidencia la asiduidad con la que ocurren episodios violentos y lamentables en Alhaurín de la Torre y la necesidad de que se evalúen con urgencia las medidas de seguridad y de prevención en el centro para evitar que sigan sucediendo.

CSIF ha recordado que lleva mucho tiempo denunciando “la dejadez y la escasez actual de medios humanos y materiales en las cárceles” y así lo seguirá haciendo “hasta que la Administración aporte soluciones”. El pasado 14 de julio el sindicato se movilizó en Sevilla ante la Delegación del Gobierno en Andalucía, una acción que se suma al paro durante 15 minutos protagonizado por los trabajadores penitenciarios en octubre de 2021 y a las concentraciones ante las subdelegaciones del Gobierno en todas las provincias en el mes de noviembre.