CSIF valora el descenso del paro en 22.600 personas en Andalucía pero subraya que acumula la mayor tasa de paro del país solo por detrás de Ceuta y Melilla
ACTUALIDAD | EPA
28 de Julio de 2022
  • El sindicato avisa de que la comunidad supera en más de seis puntos el nivel de desempleo nacional y de la “inaceptable” cifra de mujeres que no cuentan con un puesto de trabajo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha valorado el descenso del paro en 22.600 personas en Andalucía que arroja la Encuesta de Población Activa correspondiente al segundo trimestre de 2022, si bien ha subrayado que la tasa de paro de la comunidad andaluza (del 18,68%) es la tercera mayor del país, sólo superada por las que tienen las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

La vicepresidenta de CSIF-A, Yolanda Salgado, ha celebrado la bajada en la cifra de personas en situación de desempleo, si bien ha puesto de manifiesto que “la tasa de desempleo que tenemos en Andalucía sigue siendo una de las más altas de nuestro país y se sitúa concretamente 6,2 puntos por encima de la nacional (12,48%).

Asimismo, ha añadido que “la situación se hace especialmente sangrante en provincias como Granada, Cádiz o Córdoba, todas ellas con tasas de paro que superan el 20%”.

La responsable sindical se ha referido además al porcentaje, que según la EPA, ocupan las mujeres en el cómputo total de parados, que es del 55%. De los 753.200 parados que recoge la encuesta al cierre del segundo trimestre del año, un total de 414.100 son mujeres, frente a 339.200 hombres. “Este componente de género sigue siendo inaceptable y además la tasa de paro de las mujeres (del 22,29%) está 6,69 puntos por encima de la masculina (del 15,60%), por lo que urgen medidas que palíen esta brecha”, ha manifestado.

Por otra parte, a juicio de la vicepresidenta de CSIF Andalucía, “es imprescindible reforzar los servicios públicos y los sectores ligados a la innovación y a la industria, siempre con la prioridad de crear empleo de calidad en capítulos tan esenciales como la Sanidad o la Educación”. “Un sector público fuerte como motor es esencial para la recuperación económica”, ha concluido Salgado.