CSIF celebra el descenso del paro en Andalucía por segundo mes consecutivo, pero lamenta que el desempleo suba en dos de las ocho provincias
ACTUALIDAD | DATOS DEL PARO
02 de Junio de 2022
  • El sindicato reclama la adopción de políticas para corregir la brecha de género y que contribuyan a revertir la situación de la mujer en el mercado laboral andaluz

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y con presencia creciente en el sector privado, ha calificado como “muy positiva” la bajada de las cifras del paro por segundo mes consecutivo en Andalucía, registrándose en mayo un descenso de 20.341 personas desempleadas, lo que se traduce en una disminución del 2,61% con respecto al mes anterior. No obstante, no se trata de una valoración positiva completa, puesto que hay dos provincias (Almería y Huelva) donde ha aumentado el desempleo.

Tras conocerse los datos hechos públicos este jueves por el Ministerio de Trabajo y Economía Social correspondientes al mes de mayo, el presidente de CSIF Andalucía, Germán Girela, ha destacado que “nuestro deseo sería seguir con esta tónica a la baja y este ritmo sin dar marcha atrás, por lo que no podemos bajar la guardia y seguir apostando por reforzar los servicios públicos y combatir la precariedad laboral”. No obstante, ha lamentado que no todas las provincias han logrado este descenso, ya que Almería y Huelva, han registrado una subida de parados de 904 y 189, respectivamente.

Según los datos difundidos por el Ministerio en mayo la cifra total de parados en Andalucía ascendió a 758.457, lo que la sitúa como la comunidad autónoma con una mayor bajada del paro en términos absolutos, aunque sigue siendo la que lidera el mayor número de desempleados del país, seguida por la Comunidad Valenciana (352.711) y Cataluña (348.027).

Para el presidente de CSIF-A este descenso del número de parados en la comunidad “en gran medida se sustenta en la estacionalidad, en un momento turístico muy importante para Andalucía, con un aumento de los contratos temporales, lo que no genera garantía de estabilidad”.

Aunque el dato de descenso del paro es favorable, de nuevo son las mujeres las que más se ven afectadas por el paro. Así, la cifra de desempleados varones en mayo se sitúa en Andalucía en 304.015 y la de desempleadas se eleva a 454.442, lo que representa el 59,9% del total. En este sentido, el dirigente sindical, ha vuelto a demandar “la adopción de políticas para corregir esta brecha de género y que contribuyan a revertir la situación de la mujer en el mercado laboral andaluz”.

El descenso del paro se ha visto reflejado en todos le sectores productivos siendo el sector servicios el más favorecido con una bajada de parados de 10.777 personas. Le siguen el sector sin empleo anterior con 3.855 empleados menos; la construcción con 3.171; la industria con 1.282; y el sector agrícola, donde el paro ha bajado en 1.256 personas.

Con respecto a las contrataciones, en mayo el número total de contratos registrados fue de 355.516, lo que representa un ascenso en términos absolutos de 12.862 contratados con respecto a abril, lo que se traduce en un 3,75% más. Pese a ello, los contratos temporales siguen siendo más elevados que los indefinidos. Así, el número total de contratos temporales en mayo representa el 60,89% del total, frente al 39,10% de indefinidos. El presidente de CSIF-A ha lamentado que el porcentaje de contratos realizados con carácter temporal haya subido en mayo con respecto al mes anterior, situándose en abril en un 52,97%. No obstante, desde CSIF también se ha valorado el incremento en la cifra de afiliación a la Seguridad Social en mayo en Andalucía en 32.921 personas, lo que supone 7.833 más que en el mes de abril.

El colectivo de jóvenes sigue siendo uno de los más afectados por el desempleo, siendo un total de 59.121 los jóvenes menores de 25 años sin trabajo en el mes de mayo. En este sentido, el dirigente sindical ha insistido en que “es necesario poner en marcha planes de reactivación económica y programas de empleo eficaces, destinados fundamentalmente a incrementar el acceso al mercado laboral de los jóvenes, quienes tienen más difícil encontrar empleo y si lo logran son trabajos puntuales y generalmente precarios”.