CSIF exige una vida laboral segura para una jubilación saludable y recuerda que más de 600.000 trabajadores en Andalucía superan los 55 años
SEGURIDAD Y SALUD LABORAL
28 de Abril de 2022
  • El sindicato reclama que la gestión de la seguridad y la salud en el trabajo sea “una prioridad” para trabajadores con edad avanzada
  • Urge la actualización de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y del cuadro de enfermedades profesionales

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) en Andalucía, sindicato mayoritario en las Administraciones Públicas y con presencia creciente en la empresa privada, exige una vida laboral segura para una jubilación saludable. Con esta petición la central sindical conmemora este 28 de abril de 2022, Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, y recuerda que más de 600.000 trabajadores y trabajadoras en Andalucía superan los 55 años de edad.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2021, el mercado de trabajo continúa envejeciendo en la comunidad andaluza, llegando los ocupados mayores de 55 años a las 607.600 personas, lo que representa el 28,38% del total de ocupados, que se sitúa en 3,2 millones.

La secretaria de Seguridad y Salud Laboral de CSIF Andalucía, Pilar González, ha reclamado que la gestión de la seguridad y la salud en el trabajo para profesionales de edad avanzada “debe convertirse en una prioridad” y que la evaluación de riesgos debe tener en cuenta los cambios que puedan sufrir las capacidades funcionales de la persona, por lo que ha insistido en “la necesidad de modificar el trabajo y su entorno para hacer frente a esos cambios”.

Tras hacer un análisis de la gestión de la edad del personal ocupado en las administraciones públicas andaluzas, CSIF-A ha concluido que, al igual que ocurre en el resto del país, prácticamente no se establecen medidas concretas para promover la salud de los trabajadores a cualquier edad, a pesar de contar con plantillas envejecidas y que cada vez se alarga más la edad de jubilación para poder contar con una pensión digna. Por ello, tras valorar las necesidades y con el objetivo de proporcionar a los trabajadores una vida laboral segura que acabe en una jubilación saludable, la central sindical ha planteado una serie de propuestas y reivindicaciones como son:

• Incluir la edad en el registro de siniestralidad laboral

• Gestión adecuada de plantillas multigeneracionales

• Integrar la variable “edad” en las evaluaciones de riesgo y sus medidas

• Diseño de puesto psicosocialmente saludable a cualquier edad

• Planes para seleccionar, retener y optimizar el talento

• Promover el envejecimiento saludable desde el comienzo de la vida laboral

• Consideración en ciertos casos como trabajadores especialmente sensibles

• Utilización de métodos adecuados para la formación de adultos y de las personas trabajadoras mayores

• Adaptar el proceso de aprendizaje a los profesionales de más edad

• Vigilancia de la salud y programas de promoción de la salud en el trabajo

• Facilitar el acceso a los turnos de día para mayores de 55 años

• Favorecer la jubilación anticipada en aquellos colectivos cuyos trabajos sean de naturaleza excepcionalmente penosa, tóxica, peligrosa o insalubre y acusen elevados índices de mortalidad.

Un año más, la central sindical conmemora este día de luto por las miles de personas fallecidas en la pandemia por Covid-19, por todas aquellas que han contraído el virus y que, incluso, han perdido la vida en su puesto de trabajo. En este sentido, la pandemia ha dejado graves secuelas físicas y psicológicas entre los profesionales, hasta una nueva enfermedad como es el COVID persistente, por lo que desde CSIF-A “exigimos que se considere para ciertos colectivos enfermedad profesional y se realice su seguimiento”, apostilla González.

Ante esta situación actual, la dirigente sindical ha exigido “una estrategia preventiva” para proteger y reparar estos daños laborales, así como la actualización de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y del cuadro de enfermedades profesionales.