Resumen Mesa Sectorial [10/06/2020]: Medidas Educativas a adoptar en el inicio de curso 20/21
10 de Junio de 2020

En la Mesa Sectorial de Educación celebrada en la jornada del 10 de junio se han abordado una serie de instrucciones que tienen por objeto regular las medidas educativas a adoptar en el inicio de curso 20/21 en los centros docentes andaluces.

En dicha mesa, no se han tratado aún las medidas que en materia de prevención y seguridad se han de poner en práctica necesariamente.

CSIF, como primera fuerza sindical de la enseñanza pública, ha trasladado a la Consejería de Educación una serie de exigencias y propuestas:

  • Se desprenden de las instrucciones una declaración de buenas intenciones, por parte de la Administración educativa andaluza, pero no se explicita qué apoyo va a recibir el profesorado y equipos directivos para su puesta en funcionamiento.
  • Suponen, de no contarse con recursos materiales y personales adicionales, un incremento de las responsabilidades y labores del sector docente.
  • La autonomía pedagógica y de organización que se confiere a lo largo de dichas instrucciones resulta excesiva, y viene a paliar la falta de responsabilidades que pedimos asuma la Consejería de Educación.
  • Hemos exigido que se produzca una reducción del horario lectivo del profesorado para poder abordar con solvencia las tareas de formación, coordinación docente y refuerzo pedagógico, que van a exigirse al profesorado.
  • Hemos reiterado nuestra petición de eliminar la burocracia en la labor docente. Hay multiplicidad de nuevas actuaciones ( Plan de actuación digital, Diseño universal de Aprendizaje, Aprendizajes basados en la investigación, gamificación, etc) que apuntan a un posible incremento de la burocracia de los profesionales de la educación.
  • Es imprescindible, un incremento de las plantillas del sector docente para poder conjugar la detección de necesidades, priorización y refuerzo de contenidos, coordinación docente, formación en competencia digital, etc.
  • Ha de existir un plan global de actuación en el que se cuente además de con la implicación y buena voluntad del profesorado, ha de producirse un incremento presupuestario, que se traduzca en incremento de plantillas, reducción de ratios, reducción del horario lectivo del profesorado, dotación de recursos tecnológicos y digitales, para afrontar con las máximas garantías el primer trimestre escolar.