CSIF INFORMA Registro salarial 14 abril 2021
- REAL DECRETO 902/2020, DE 13 DE OCTUBRE, DE IGUALDAD RETRIBUTIVA ENTRE MUJERES Y HOMBRES.
14 de Abril de 2021

¿Qué es el Registro Salarial?

El registro salarial es la medida que obliga a las empresas a realizar un registro de los salarios de sus empleados/as diferenciados por sexo, para lo que se tiene en cuenta los valores medios y las medianas de salarios, complementos salariales y percepciones extrasalariales.
El empresario/a está obligada a pagar por la prestación de un trabajo de igual valor la misma retribución, satisfecha directa o indirectamente y cualquiera que sea la naturaleza de la misma.

Todas las empresas están obligadas por ley a llevar un registro salarial, independientemente del número de trabajadores/as de su plantilla, además, las empresas que elaboren un plan de igualdad están obligadas, además, a incluir una auditoría retributiva. En ella, deberán justificar, en caso de que la brecha supere el 25% los motivos de la misma.
En la elaboración o modificación del registro retributivo se debe consultar a la representación legal de los trabajadores/as con, al menos, 10 días de antelación.

¿Qué se considera trabajo de igual valor?

El artículo 28.1 del Estatuto de los Trabajadores indica que se debe considerar trabajo de igual valor:
Un trabajo tendrá igual valor que otro cuando la naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas, las condiciones educativas, profesionales o de formación exigidas para su ejercicio, los factores estrictamente relacionados con su desempeño y las condiciones laborales en las que dichas actividades se llevan a cabo en realidad sean equivalentes.

Es decir, consideramos un trabajo de igual valor a otro teniendo en cuenta:
• Naturaleza de las funciones o tareas el contenido esencial de la relación laboral, tanto en atención a lo establecido en la ley o en el convenio colectivo como en atención al contenido efectivo de la actividad desempeñada.
• Condiciones educativas las que se correspondan con cualificaciones regladas y guarden relación con el desarrollo de la actividad.
• Condiciones profesionales y de formación aquellas que puedan servir para acreditar la cualificación de la persona trabajadora, incluyendo la experiencia o la formación no reglada, siempre que tenga conexión con el desarrollo de la actividad.
• Condiciones laborales y por factores estrictamente relacionados con el desempeño aquellos diferentes de los anteriores que sean relevantes en el desempeño de la actividad.