CSIF apoya la convocatoria de huelga en el transporte sanitario en Aragón
Los sindicatos convocan huelga indefinida a partir del 8 de abril. Piden la negociación del convenio, que lleva caducado tres años, y mejoras en las condiciones laborales y en el servicio. Afecta a unos 900 trabajadores.
06 de Abril de 2021

Zaragoza. (06/04/2021).- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) apoya la huelga indefinida convocada en el transporte sanitario en Aragón a partir del 8 de abril. Los sindicatos CSIF, SCS, CGT, UGT y CCOO convocan la huelga para reclamar la negociación del convenio, que lleva caducado tres años, y mejoras laborales y en el servicio para los ciudadanos. Los trabajadores del transporte sanitario, unas 900 personas, no forman parte de la plantilla del Servicio Aragonés de Salud, y tienen peores condiciones laborales que ellos. El servicio del transporte sanitario en ambulancias está externalizado y dividido en dos: transporte sanitario urgente (gestionado por la UTE Acciona-Ambunova) y el programado (gestionado por la UTE Transalud). Desde CSIF denunciamos que en los últimos años los trabajadores han tenido muchos problemas de impagos y retrasos. Las empresas concesionarias no cumplen el convenio y el Salud se desentiende.

“Convocamos la huelga porque exigimos que las empresas accedan a la negociación del convenio colectivo. La pésima gestión de las empresas de transporte sanitario ha supuesto el bloqueo de la negociación del convenio colectivo, y nos ha llevado a una situación límite. A esto se suma la incertidumbre porque Acciona no quiere cumplir la prórroga de dos años que marcan los pliegos del transporte sanitario urgente (2022 y 2023) y quiere vender la concesión a otra empresa. Por otra parte, el transporte sanitario programado inició su gestión en julio de 2020 sin el personal que exigían los pliegos y los sindicatos tuvimos que denunciarlo”, explica José Luis Martínez, presidente del comité de empresa de Acciona y responsable del transporte sanitario en CSIF Aragón.

Los sindicatos convocantes piden mejoras de sus condiciones laborales y también en el servicio. “El 80% de la flota de ambulancias de servicio urgente en Aragón están localizadas. Los trabajadores están en sus casas, porque no hay suficientes bases operativas. Eso repercute en que cualquier asistencia sanitaria urgente tiene una demora mínima de 15 minutos. Ese retraso es muy preocupante en casos como ictus o infartos”, señala José Luis Martínez.

Los trabajadores del transporte sanitario en Aragón reclaman desde hace años ser considerados profesionales sanitarios del Salud. Otras comunidades han internalizado el servicio, como Baleares, o lo están estudiando, como País Vasco, Navarra y La Rioja. “Los trabajadores del transporte sanitario llevamos un año en primera línea frente a la covid. Ha llegado el momento de que se reconozca nuestro trabajo”, subraya José Luis Martínez.