CSIF denuncia que los trabajadores del transporte sanitario urgente en Aragón se sienten “personal de segunda categoría” para el SALUD
13 de Mayo de 2020

CSIF critica que los Técnicos de Emergencias Sanitarias del 061 no están siendo tratados con las mismas condiciones que el personal del SALUD durante la crisis del coronavirus.

El último ejemplo con la retirada con retraso de las mascarillas Sinpul.

.

Zaragoza. (13/05/2020).- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) apoya las demandas de los Técnicos en Emergencias Sanitarias (TES) del 061, que se sienten “personal de segunda categoría” para el Servicio Aragonés de Salud (SALUD). El servicio del transporte sanitario urgente en Aragón está externalizado (gestionado por la UTE Acciona-Ambunova), y sus trabajadores han sufrido aún más las carencias de EPIS y los riesgos durante la gestión del COVID-19.

El último ejemplo de esta “discriminación” se vio el pasado fin de semana. El sábado 9 de mayo, el SALUD retiró 17.000 mascarillas FFP2 (modelo Sinpul KN95) ante la sospecha de que fueran defectuosas y las dudas sobre su nivel de protección. Estas mascarillas llevaban usándose desde abril en varios hospitales aragoneses y también por los trabajadores de ambulancias. Sin embargo, los trabajadores del transporte sanitario urgente siguieron trabajando el domingo con ellas hasta que el comité de empresa de Acciona avisó a la dirección a las 15.00.

Fuimos los trabajadores los que tuvimos que pedir a la dirección de Acciona que retirara las mascarillas como había ordenado el Salud. Una vez más en esta crisis, y ya es la tercera, la Gerencia del Salud deja a los trabajadores del transporte sanitario olvidados a su suerte. También ocurrió en abril, cuando a nosotros nos hacían trabajar con unas EPIS durante 168 horas, mientras que al personal del SALUD se le cambiaba con más frecuencia”, denuncia José Luis Martínez, portavoz de CSIF en el sector del Transporte sanitario urgente en Aragón.

Somos fundamentales en la atención a los pacientes con COVID-19, pero como no somos personal propio del SALUD, nos sentimos ninguneados. Nuestro trabajo es vital para la atención sanitaria y el traslado de los pacientes a los centros hospitalarios. El 80% de los pacientes que ingresan en los hospitales –algunos de los cuales necesitan camas de UCI- han sido atendidos y trasladados por las ambulancias de urgencias. Estamos expuestos a una situación de mucho riesgo, con unas condiciones laborales precarias”, subraya José Luis Martínez.

Los trabajadores pagamos las diferencias entre el SALUD y Acciona. Otro ejemplo es que estaba previsto que hiciéramos la desinfección de nuestros vehículos con máquinas de ozono, pero por problemas burocráticos entre el SALUD y Acciona aún no se han usado. Después de trasladar a un paciente limpiamos y desinfectamos los vehículos con una disolución de agua y lejía”, explica el portavoz de CSIF en el sector.

A pesar de ser los grandes olvidados de la Administración, que parece que todavía no se ha enterado de que los TES somos sanitarios, nos reconforta mucho sentir que la ciudadanía valora nuestro trabajo cuando nos aplauden cada tarde a las 20.00”, subraya.

.

Ver Galería
Ficheros Adjuntos: