CSIF denuncia que el juzgado de paz de Tamarite tiene que cerrar 10 días por falta de personal, y otros tienen carencias
La agrupación de paz de Tamarite de Litera cierra del 13 al 24 de febrero. La de Binéfar también sufre desde hace meses la falta de personal, así como Cella. La Ley del Registro Civil puede empeorar la situación.
14 de Febrero de 2020

Zaragoza (14/02/2020).- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) vuelve a denunciar la falta de personal en los juzgados de paz del medio rural en Aragón. En este caso, el problema se da en la agrupación de paz de Tamarite de Litera, cerrada al público entre el 13 y el 24 de febrero por falta de personal. Este juzgado de paz tiene dos funcionarios de plantilla, pero una plaza se ha quedado recientemente vacía y aún no se ha cubierto, y la única trabajadora tiene que ausentarse unos días. El juzgado de Tamarite solo abrirá el día 19, de 10.00 a 13.00, atendido por la funcionaria de Binéfar. Por lo que ese día tendrá que cerrar el juzgado de paz de Binéfar.

Ante la falta de personal que sufren muchos juzgados de paz, la Dirección General de Justicia del Gobierno de Aragón cubre puntualmente las bajas moviendo a personal de unas agrupaciones a otras. Esto lleva haciendo desde hace meses en Binéfar y Tamarite de Litera. Ambas agrupaciones tienen dos funcionarios de plantilla cada una, pero estos puestos no están cubiertos. En Binéfar se jubiló en junio uno de los dos trabajadores y desde hace nueves meses no se ha nombrado a personal interino para cubrir su plaza. Y en Tamarite también hay solo una trabajadora, porque no se ha cubierto la otra plaza que se quedó vacía. Además en Tamarite se ha incrementado la carga de trabajo con la puesta en marcha de un segundo matadero.

“CSIF exige que la Administración de Justicia deje de escatimar en medios personales y haga inmediatamente los nombramientos de personal interino del cuerpo correspondiente para estas agrupaciones de paz. Con este funcionamiento de sustituciones y bajas sin cubrir damos un pésimo servicio público a los ciudadanos”, afirma Irene de la Riva, representante del sector de Justicia de CSIF Aragón. Otros juzgados de paz también han tenido que cerrar algunos días en los últimos meses por falta de personal, como el de Alcorisa.

En Aragón hay 26 juzgados de paz que prestan servicio en el medio rural: abarcan un total de 235 poblaciones y atienden a más de 200.000 habitantes censados. En ellos trabajan 60 funcionarios de Justicia. Estos órganos judiciales realizan funciones de registro civil, como certificados, partidas de nacimiento o notificaciones judiciales.

Al problema concreto de la falta de personal en Aragón, se suma la preocupación por el futuro de los juzgados de paz con la próxima entrada en vigor por completo de la Ley del Registro Civil (prevista para el 30 de junio). Esta ley, tal y como está redactada, implica la desaparición de las funciones de registro civil de las agrupaciones de paz, que quedarían vacías de contenido y pondría en peligro su continuidad. CSIF se está reuniendo con partidos y responsables de Justicia en Aragón y a nivel nacional para pedir información sobre este tema.

ADJUNTAMOS LA NOTA DE PRENSA

Ficheros Adjuntos: