CSIF denuncia el estado lamentable de la flota de vehículos de los Agentes para la protección de la Naturaleza
CSIF reclama que se renueve la flota con vehículos apropiados al terreno y que garanticen la seguridad de los agentes. Recientemente un trabajador sufrió un accidente de tráfico por una avería en su vehículo
10 de Enero de 2020

Zaragoza (10/01/2020).- La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia el estado lamentable de la flota de vehículos oficiales de los Agentes para la protección de la Naturaleza. Muchos de estos vehículos tienen más de 15 años de antigüedad y más de 200.000 kilómetros de rodaje, lo que aumenta el riesgo de sufrir un accidente. Además, hay que tener presente que estos vehículos con tantos años son muy nocivos para la atmósfera por el alto nivel de partículas contaminantes que emiten. En el contexto actual en el que nos movemos, de calentamiento global y cambio climático, no parece muy responsable, y menos aún ejemplarizante, que los que tienen que velar por el cuidado del medio ambiente usen estos vehículos.

Es urgente renovar estos vehículos para facilitar el trabajo de los Agentes para la protección de la Naturaleza (APN) y para garantizar su seguridad. “Necesitamos vehículos apropiados a los terrenos por los que nos movemos, como caminos, pistas, zonas pedregosas, terrenos abruptos y fuera de pistas en muchas ocasiones, así como para trabajar en la extinción de incendios forestales”, afirman representantes de CSIF.

Hacen falta vehículos todoterreno con tracción 4x4. En el último suministro de vehículos para el colectivo se adjudicaron varias unidades del modelo Dacia Duster, que escasamente cubre las necesidades reales de los agentes, puesto que es un SUV, sin tracción real 4x4. La Administración se lava las manos alegando que mientras los vehículos pasen la ITV es garantía de que todo está correcto. Pero esto es insuficiente, como se evidenció hace unos días en un accidente de tráfico sufrido por un compañero APN a causa de una avería en su vehículo oficial.

El accidente ocurrió el pasado 20 de diciembre, en la provincia de Teruel. El agente viajaba en un Nissan Patrol, con más de 18 años de antigüedad y 260.000 kilómetros. La dirección del vehículo falló y este se salió de la carretera dando varias vueltas de campana. Afortunadamente el agente resultó ileso y pudo salir del vehículo por el parabrisas roto, ya que las puertas estaban bloqueadas a causa del gran impacto. El vehículo había pasado la ITV en junio y tenía cita prevista para la siguiente revisión el 23 de diciembre.

En Aragón trabajan 343 Agentes para la protección de la Naturaleza. Son empleados públicos dependientes del Gobierno de Aragón que en su condición de agentes de la autoridad, tienen encomendada la defensa y protección del medio ambiente. Realizan entre otras funciones: tareas de vigilancia ambiental, control del cumplimiento de la normativa vigente sobre caza y pesca, gestión forestal, biodiversidad y seguimiento de especies protegidas, dirección de la extinción de incendios forestales, control de vertidos, educación ambiental, etc. Contar con los medios y materiales adecuados (como es el caso de los vehículos) es imprescindible para poder desarrollar su labor de forma segura y profesional.