CSIF pide el cese del diputado de Personal de la DPZ y denuncia graves problemas en el servicio de Nuevas Tecnologías
CSIF critica que el diputado José Carlos Tirado es el responsable del retraso en el cobro de la nómina de noviembre, así como de que en el servicio de Nuevas Tecnologías haya 15 vacantes sin cubrir y otros problemas de Personal en la DPZ. Algunos trabajadores han empezado a cobrar este jueves; otros aún no.
05 de Diciembre de 2019

Zaragoza (5/12/2019).- La Central Sindical Independiente y de Trabajadores (CSIF) pide el cese del diputado de Personal de la DPZ, José Carlos Tirado, responsable de que los trabajadores cobren con retraso la nómina de noviembre y de otros problemas en el área de Personal. Este jueves 5 de diciembre se ha firmado el decreto del pago de la nómina. Pero esta actuación llega tarde y mal. El perjuicio ya lo están sufriendo muchos trabajadores. Según información recabada por CSIF, algunos trabajadores han empezado a cobrar este jueves por la tarde y probablemente otros no lo harán hasta el 10 de diciembre.

Ya no podemos confiar en José Carlos Tirado. El Servicio de Nuevas Tecnologías tiene graves problemas organizativos y de gestión, está obsoleto y tiene déficits de seguridad. Este servicio tiene más de 15 vacantes sin cubrir, entre ellas la del coordinador o Jefe de Servicio.

Hay que recordar la plantilla de la DPZ acaba de cobrar esta semana las horas extras realizadas hace un año (2018). Y desde enero de 2019 no se han podido realizar ajustes en las nóminas de los 700 trabajadores de DPZ, como las subidas del 2,25% desde enero o el 0,25% adicional desde julio, ambas pactadas a nivel nacional. Tampoco han percibido las adecuaciones de la retribución de los trienios por antigüedad.

La excusa que ponen son problemas informáticos, pero la realidad es que se trata de un problema organizativo y de gestión del que el diputado de Personal es el responsable. Este problema se conoce en el Servicio de Informática desde enero de este año, cuando se jubiló el anterior coordinador, y nadie ha hecho nada desde entonces para solucionarlo.

Es necesario que este señor sea relevado, porque tenemos que afrontar muchos asuntos y hemos perdido la confianza en él. Entre los asuntos pendientes están que la tasa de temporalidad en la DPZ supera el 35%; que la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) está paralizada desde hace meses; que no se avanza en la negociación de un nuevo pacto-convenio, o la paralización de los procesos de estabilización. En definitiva, José Carlos Tirado es el responsable de la inacción y de un oscurantismo lamentable en una administración pública española en el siglo XXI.

El presidente de la DPZ, Juan Antonio Sánchez Quero, debería exigir a sus diputados delegados la máxima diligencia para solucionar los problemas. Si no se cesa al diputado de Personal, el responsable último de estos problemas será él.