CSIF exige a Correos que no vuelva a discriminar la antigüedad del personal en el Concurso de traslados
¬ El sindicato solicita a RRHH por escrito que no vuelva a pasar lo que en el anterior concurso en el que no se sacaron plazas porque, según la empresa, no hacían falta.

¬ Sin embargo, esas mismas plazas luego se destinaron a la consolidación de empleo.
12 de Noviembre de 2019

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), como representante de los trabajadores de Correos, exige a la empresa, a través de un escrito dirigido a la Dirección de RRHH, sacar la totalidad de las plazas vacantes en la actual convocatoria del concurso de traslados para funcionarios y personal laboral fijo.

El sindicato denuncia que en el anterior concurso de traslados, convocado el 25/11/2015, la empresa solo sacó 5.978 plazas en las nueve adjudicaciones correspondientes, desde la primera en mayo de 2016 hasta la última en enero de 2019 y, aunque parezcan suficientes, estamos hablando de un período superior a dos años y una plantilla de más de 50.000 trabajadores. A pesar de lo anterior, la empresa adujo no tener una necesidad estructural en las diferentes provincias. Sin embargo, apenas un mes después, dichas plazas fueron ofertadas en el proceso de Consolidación de Empleo. De esta forma se dio prioridad al personal recién ingresado en Correos, en detrimento de miles de trabajadores con años de antigüedad a los que se les privaba del derecho a la movilidad funcional y a la promoción en su carrera profesional.

El sindicato recuerda a Correos que esto no es justo para los empleados. El Concurso de traslados es la herramienta a través de la que estos trabajadores ejercen su derecho a la movilidad funcional y a la promoción en su puesto de trabajo, como se reconoce en el Convenio Colectivo aún vigente.

En él se explica que las necesidades estructurales se cubrirán en los concursos de traslados “mediante personal fijo, es decir, ligado a la empresa mediante contratos de trabajo indefinidos”. Sin embargo, en la realidad no fue así en el anterior concurso de traslados y es lo que CSIF exige que no se vuelva a repetir independientemente de las plazas que luego se saquen en la consolidación. Porque vacantes, tal y como constata el sindicato, hay de sobra en Correos para ambos procesos.