La Administración Pública no tiene que ser ni de derechas ni de izquierdas
20 de Junio de 2013

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI-F), Miguel Borra, ha avisado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que ya se ha cubierto el "cupo" de despidos de empleados públicos y de que, por tanto, la reforma de las Administraciones Públicas no puede traducirse una mayor destrucción de empleo. Además, ha exigido que esta reforma se pacte con el resto de partidos y los agentes sociales.

Borra ha planteado estas exigencias en el Congreso, donde ha acudido para mantener un encuentro con representantes del Grupo Socialistas a los que ha trasladado las propuestas del sindicato sobre la reforma de las Administración y, en concreto, sobre la que va a afectar a los entes locales.

Según Borra, el propio Rajoy ha reconocido que, desde su llegada a la Moncloa, se han producido 375.000 despidos en el sector público, pero su sindicato tiene "miedo" de que el Ejecutivo termine cogiendo "el camino fácil" y opte por "acabar con empleados públicos" para "reducir el gasto público". "Vamos a luchar contra eso", ha advertido, recordando que la reforma laboral dejó abierta la puerta a los ERE en la administración.

MOVILIDAD, PLANIFICACIÓN Y REFUERZO

Ante este panorama, CSIF plantea alternativas como "favorecer la movilidad, la correcta planificación y el refuerzo de servicios allá donde sea necesario", y pide la convocatoria urgente de las mesas de negociación con los representantes de los trabajadores en todos los ámbitos del Estado "para evitar su indefensión y conocer de primera mano y con absoluta transparencia los planes del Gobierno".

También demanda que se impulse un plan de recursos humanos en todas las administraciones, con el objetivo de aclarar el actual "desfase" que, a su juicio, existe en torno a las plantillas, de planificar la prestación de servicios, la distribución de efectivos, evitar privatizaciones y nuevos despidos o el empeoramiento de las condiciones de trabajo.

"Exigimos al Gobierno que se siente con los agentes sociales y los demás partidos para llegar, entre todos, a definir qué administración y qué servicios públicos queremos tener", ha aseverado Borra, incidiendo en que es necesario un Pacto de Estado en esta materia porque no se puede estar "cambiando la administración" cada vez que "se cambia" de Gobierno.

LA ADMINISTRACIÓN, POR ENCIMA DE LOS PARTIDOS

En este punto, ha recordado que el propio Rey y el presidente del Congreso, Jesús Posada, han reclamado ese pacto de Estado porque, a su juicio, la Administración Pública "no tiene que ser ni de derechas, ni de izquierdas, sino que tiene que estar despolitizada, porque los ciudadanos se merecen unas administraciones que estén por encima de los partidos".

Y es que, para el presidente de CSIF, uno de los principales problemas de la Administración española es la "politización", que tiene su máximo exponente en "decenas de miles de puestos de libre disposición y de asesores".

Por eso defienden imprimir una total transparencia en este colectivo a través de la creación de un Registro Central de Asesores en el que se especifique cuántos hay, dónde están destinados y cuánto cobran. Borra confía en que los distintos grupos parlamentarios acepten esta aportación. "No nos pueden decir que no, porque como se nieguen se estarán retratando los propios políticos", ha comentado.

Según Borra, si se pregunta a los ciudadanos "la respuesta es clara" y apuestan por reducir asesores y no médicos, maestros, policías o jueces. "Los ciudadanos no quieren polideportivos vacíos, quieren médicos en los centros de salud", ha sentenciado, recordando que el propio Rajoy ha reconocido que España tiene la tasa de reposición "más dura" de toda la Unión Europea, porque es del "cero por ciento".

También ha reprochado al presidente que, en lugar de plantear "recomendaciones" a las comunidades autónomas sobre, por ejemplo la reducción de embajadas o la eliminación de determinados órganos, adopte medidas taxativas. "Para quitarnos la paga extra, reducir el número de médicos, maestros o jueces no se hicieron recomendaciones, se quitaron y punto".

Ver Galería