Centenares de médicos aragoneses podrían perder su condición de funcionarios
08 de Agosto de 2012

Un decreto-ley obligará a estos profesionales a elegir entre seguir ejerciendo la medicina renunciando a su oposición o pasar a realizar labores de administración para conservarla.


“Si todos los afectados deciden no renunciar a su oposición, no habría suficientes puestos para reubicarlos, por lo que habría que despedir al personal que ahora ocupa esos puestos y contratar a más médicos, ya que las plazas que dejan vacantes no son prescindibles”, opinan desde CSI·F Aragón sobre esta medida, que en principio iba a entrar en vigor este 31 de diciembre y finalmente se ha retrasado un año.

[Heraldo de Aragón]