Un centenar de empleados de Justicia se concentran en Zamora para exigir la equiparación
Un centenar de empleados públicos de Justicia de Zamora se han concentrado este mediodía, ante la puerta de la Audiencia Provincial, y convocados por las principales organizaciones sindicales, con la finalidad de poner de relieve la manifiesta desigualdad que se produce en sus retribuciones con los funcionarios que no dependen directamente del Ministerio de Justicia, y exigir una equiparación salarial que, en ocasiones, llega a una diferencia de hasta 600 euros, con una media aproximada de 350 euros menos.
09 de Mayo de 2019

En Zamora, en la actualidad prestan servicios en torno a 250 funcionarios, que se distribuyen entre la capital, los distintos partidos judiciales de la provincia (Benavente, Toro, Puebla de Sanabria y Villalpando) y todos los de las Agrupaciones de Juzgados de Paz.

La situación de desigualdad es difícil de justificar, en palabras del responsable de Justicia de CSIF en Zamora, Juanjo Banciella. “Se ha puesto en los últimos meses el foco en la desigualdad retributiva que se produce entre los distintos cuerpos policiales del Estado, por ejemplo, pero muchas veces no se visibiliza el problema de los funcionarios de Justicia. Son un cuerpo nacional, se enfrentan exactamente a las mismas pruebas de ingreso en todo el Estado, con exámenes de elevada complejidad, pero a la hora de trabajar tu sueldo depende de que hayas tenido la suerte de acabar en una Comunidad con las competencias de Justicia transferidas”, señala Banciella.

“Nos encontramos que por hacer el mismo trabajo un compañero del País Vasco cobra hasta 600 € más, y si nos ceñimos a una media de las Comunidades transferidas la diferencia está en torno a los 350 €. Creemos que es importante que la sociedad zamorana sea consciente de este agravio comparativo. En ocasiones, mucho se habla de fijar población, de luchar contra la despoblación, pero a veces basta con pequeños gestos. Nuestros políticos deberían entender que, para ofrecer oportunidades a nuestras familias y a nuestros jóvenes, hay que estar en pie de igualdad con otras comunidades. No es tolerable este trato desigual”, recalca Banciella.

CSIF presentó hace unas semanas una propuesta de mejora retributiva que hasta la fecha no ha encontrado respuesta por parte del Ministerio. “Se trata de una propuesta en línea con las nuevas tendencias en Función Pública, que habla de igualdad en la retribución con las Comunidades transferidas, pero que incluye conceptos como el desarrollo de una carrera profesional, una adecuada retribución de las guardias o productividad para la oficina judicial”, afirma el responsable de Justicia de CSIF en Zamora.

“Sin embargo, el Ministerio ha hecho oídos sordos a la misma hasta el momento. Parece que los funcionarios no transferidos (los que pertenecen a los órganos centrales, Castilla León, Castilla la Mancha, Extremadura, Murcia, Baleares y Ceuta y Melilla) somos los hermanos pobres de la Justicia. En todas estas regiones están llamados los funcionarios de Justicia a concentrarse ante las puertas de sus centros de trabajo, convocados por los sindicatos mayoritarios”, añade Banciella.