CSIF prevé para Zamora unas 1.500 plazas para reducir la temporalidad
Con el nuevo acuerdo sobre empleo público alcanzado entre el Gobierno y las organizaciones sindicales.

17 de Mayo de 2017

El reciente Acuerdo para la Mejora del Empleo Público, que las organizaciones sindicales han alcanzado con el Gobierno, permitirá crear en la provincia de Zamora unas 1.500 plazas hasta el año 2019 (los tres que quedan de legislatura), que serán objeto de convocatorias vinculadas a la reducción de temporalidad, que se sumarán a la tasa de reposición habitual. De ese total, unas 340 serán de docentes no universitarios, unas 400 para el sector sanitario, 450 en la administración general de la Junta, y unos 340 de la administración local. Unas plazas que no suponen un incremento de puestos, sino estabilizar y fijar un empleo que ahora es temporal o interino, aclara el presidente nacional de CSIF, Miguel Borra. Unos puestos que se adjudicarán con las oportunas oposiciones, y conforme a la igualdad de oportunidades, capacidad y méritos que regula la ley.

La provincia de Zamora ha perdido de 2010 a 2016 unos 1.300 empleados públicos, un 10,2% del total de la plantilla de empleados públicos de la provincia. La interinidad “es muy elevada”, denuncia la presidenta provincial de CSIF Zamora, Rosa Herrero, con un porcentaje total medio del 20% en la provincia. En la Administración General de la Junta de Castilla y León es de un 30%, en Educación del 23%, en la Sanidad de un 22% o en la Administración Local de un 15%.

Herrero advierte del “alarmante” envejecimiento de los empleados públicos de Zamora, ya que un 60% tiene más de 50 años. “Una situación que exige a los responsables de las administraciones tomar medidas urgentes, y a los responsables sindicales estar muy pendientes de velar por la aplicación del Acuerdo para la Mejora del Empleo Público”, afirma la presidenta provincial de CSIF de Zamora.

El 17% de la población ocupada de Zamora son empleados públicos, señala Rosa Herrero, lo que da idea de la “enorme importancia que tiene la evolución del empleo público, en una provincia esencialmente de servicios como es Zamora. Por ello, CSIF remarca la importancia de aplicar el reciente acuerdo sobre oferta de empleo, alcanzado con el ministro Montoro.

Por ejemplo, en la Gerencia de Servicios Sociales de Zamora llama la atención su tasa de interinidad, superior al 60%, ya que existen competencias funcionales en las que hace más de 10 años que no se convoca oferta de empleo público, lo que conduce a una situación “muy grave”, teniendo en cuanta que el 65% de los trabajadores de estos servicios tienen más de 50 años, y el 20 % más de 60 años.

Otro dato significativo es el de la plantilla de la Policía Local de Zamora. De la plantilla de 105 agentes en servicio activo, 35 tienen más de 50 años y 8 más de 60, que están en expectativas de jubilación, pendientes de que se apruebe la jubilación anticipada para este colectivo.

En Sanidad, los recortes han resentido las plantillas por la falta de sustituciones, las bajas no cubiertas o el aumento de la presión asistencial; “lo que conlleva un sobre esfuerzo insostenible para mantener la calidad asistencial en los servicios”, resalta Rosa Herrero.

POLICÍA LOCAL DE ZAMORA

Otro dato significativo es el de la plantilla de la Policía Local del Ayuntamiento de Zamora. De la plantilla de 105 agentes en servicio activo, 35 tienen más de 50 años y 8 más de 60, que están en expectativas de jubilación, pendientes de que se apruebe la jubilación anticipada para este colectivo.

En este sentido, el presidente nacional de CSIF, Miguel Borra, ha remarcado que La Ley de Jubilación Anticipada de la Policía Local está a punto de salir. La discusión política se centra en si la fecha de aplicación es el uno de enero de 2018 como quiere CSIF; o si será otra fecha.

“Lo que sí hemos pedido es que habría que agilizar los procesos selectivos para la Policía Local”, ha señalado Borra, para no retrasar la incorporación de nuevos agentes. En el caso de la Policía Loca, desde que se aprueba una oposición hasta que se produce la incorporación al puesto pasa un periodo de unos 7 meses, por la formación en la academia o las prácticas. Además, CSIF ha reclamado al Ministerio de Hacienda que la tasa de reposición sea superior al 100%, para garantizar un servicio tan importante como el de la Policía Local, que atiende la seguridad del ciudadano.

NEGOCIACIÓN CON LA JUNTA

En Castilla y León, el reciente acuerdo de oferta de empleo permitirá generar más de 12.000 plazas vinculadas a la reducción de temporalidad, en tres años, que se sumarán a la tasa de reposición habitual. Además, hay que añadir otro número de plazas pertenecientes a servicios sociales, que todavía no están contabilizadas. Plazas que no suponen un incremento de puestos, sino estabilizar y fijar un empleo que ahora es temporal e interino, ha señalado el presidente autonómico de CSIF Castilla y León, Carlos Hernando.

En las administraciones transferidas de Castilla y León, el porcentaje regional de interinidad está en el 17,1%, según los datos oficiales del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas de 2016, recuerda CSIF. Las consejerías, departamentos y otros organismos autónomos cuentan con 1.155 interinos, un 5,8% de su personal (aunque hay servicios sociales concretos que alcanzan el 70% de interinidad); en sanidad 7.405 interinos, un 22%; o en educación no universitaria 7.127, un 23,2%.

Carlos Hernando ha señalado que, en Castilla y León, la Junta ha mostrado buena voluntad para aplicar el reciente acuerdo alcanzado con el Gobierno sobre el incremento de oferta de empleo público, en las conversaciones que se han mantenido con Función Pública de la administración regional.

Hernando indica que el acuerdo con el Gobierno permitirá a la Junta poder convocar plazas, que antes no se podía por los límites que imponía el propio Gobierno central, por lo que confía en que después de la aprobación de los presupuestos del Estado y de la Comunidad, “nos pondremos a negociar con la Junta nuevas convocatorias de empleo público”.

NEGOCIACIONES CON EL GOBIERNO

El presidente nacional de CSIF, Miguel Borra, considera que, con la negociación del Acuerdo para la Mejora de Empleo Público, “se ha producido un cambio de sensibilidad del Gobierno para con las demandas de los empleados públicos. Este es el primer gran acuerdo alcanzado desde 2009 con los empleados públicos”, un primer paso al que tienen que seguir otros. El objetivo es recuperar los niveles de empleo adecuados para prestar los servicios públicos con la calidad necesaria,

Miguel Borra recuerda que “hemos perdido 175.000 empleos públicos desde 2010 a 2016, consecuencia de una política de empleo muy restrictivas”. Pero el reciente acuerdo de oferta de empleo público supondrá crear más de 250.000 plazas “extras” en los principales sectores de Sanidad, Educación o Justicia; a mayores de las que se creen con la tasa de reposición habitual, que aumentará la oferta pública acordada más de medio millón de plazas en España.

También, explica Borra, se ha conseguido ampliar la tasa de reposición del 100% a otros colectivos como servicios sociales y para los puestos de atención al ciudadano, un aspecto este muy importante, que impedirá perder puestos en servicios como el del DNI, el SEPE o la Dirección General de Tráfico, entre otros.

Aunque la oferta de empleo público conseguida a mayores en marzo, con el Acuerdo para la Mejora del Empleo Público, no recupera las plazas perdidas desde la crisis, CSIF cree que es un primer paso para dar estabilidad, y para asegurar que no se repitan los recortes que se han producido con esta crisis.

Así lo ha explicado el presidente nacional de CSIF, Miguel Borra, que este martes ha asistido al consejo provincial de CSIF de Zamora, para informar de cómo se encuentran las negociaciones con el Gobierno sobre función y pública y empleados públicos. También ha estado presente el presidente autonómico de CSIF Castilla y León, Carlos Hernando. Borra ha indicado que el objetivo del acuerdo sobre empleo público es reducir al 8% la interinidad.

Aunque se han quedado fuera del acuerdo con el Gobierno algunos sectores, Borra ha anunciado que “estamos trabajando ya en los presupuestos de 2018”, y en aumentar el número de colectivos a los que reducir la tasa de temporalidad al 8%, como son la administración local y la autonómica.

Borra indica que el objetivo de CSIF es acabar con la tasa reposición, y que el sindicato independiente seguirá “luchando y peleando” para acabar con las decenas de miles de asesores que tienen los partidos políticos, con salarios muy superiores a cualquier empleado público”, añadiendo que “los ciudadanos demandan menos asesores políticos en los despachos, y más policías o más maestros”.

El presidente nacional de CSIF ha expresado la “oposición frontal” del sindicato a la subida salarial del 1% para los empleados públicos, “que desgraciadamente será lo que aplicará el Gobierno si se aprueban los presupuestos”. Un rechazo que viene justificado “porque los empleados públicos llevamos perdiendo poder adquisitivo muchísimos años. En el 2009 hubo una subida del 0,3%, y desde entonces todo han sido quitas y congelaciones. Desde CSIF abogamos por recuperar las condiciones salariales que había al inicio de la crisis”, y que ha supuesto una pérdida del poder adquisitivo entre el 20 y el 25%, según CSIF.

Este sindicato independiente busca un pacto de legislatura con el Gobierno, sobre las preocupaciones y las reivindicaciones de los empleados públicos para, entre otros objetivos, recuperar las condiciones laborales y salariales perdidas desde 2010. En la mesa de la negociación está garantizar que no vuelvan a repetirse los recortes de personal sufridos estos años, o la aprobación de la ley de función pública en la Administración General del Estado.