Más de 170.000 personas han causado baja en la Seguridad Social en lo que va de año, en Administración, Defensa, Educación y Sanidad.
04 de Septiembre de 2012

Un total de 170.869 personas han causado baja en el Régimen General de la Seguridad Social en lo que va de año, en los sectores de Administración Pública y Defensa, Educación, actividades sanitarias y servicios sociales.

Según los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, el sector de Administración Pública registra una caída del 7,71 por ciento, respecto al mismo periodo del año anterior, con lo que se convierte en el cuarto sector con una mayor pérdida porcentual de afiliados, por detrás de la Construcción, las Industrias extractivas, y el Campo.

La Central Sindical, Independiente y de Funcionarios (CSI-F) quiere llamar la atención sobre la pérdida de afiliados en el sector de Educación, que en los meses de junio, julio y agosto registró un descenso de 38.084, 74.327 y 44.585, respectivamente.

Así, un total de 154.553 personas han causado baja, por lo que el sindicato vigilará evolución de la contratación durante el mes de septiembre, para evitar que se produzca una destrucción de empleo encubierta, en una de las piezas clave del Estado del Bienestar, mermando de esta manera la calidad educativa y los derechos de los trabajadores.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios manifestó su preocupación ante estos datos y reiteró su oferta de pacto de Estado para modernizar y racionalizar la Administración, eso sí, preservando el sistema de Servicios Públicos, nuestro modelo de Estado del Bienestar y la calidad en el empleo público.

En este sentido, CSI-F intensificará a lo largo de los próximos días, las medidas de presión contra los recortes del Gobierno y el resto de AA.PP., en colaboración con el resto de sindicatos representativos del sector público. Hoy mismo, el sindicato ha iniciado una campaña de concienciación en los centros de trabajo, de cara a la gran manifestación que se celebrará el próximo día 15 en Madrid, en la que se espera la participación de miles de empleados públicos, procedentes de toda España.

CSI-F advierte de que en España no sobran empleados públicos. Así, mientras en este país hay un empleado público por cada 15 ciudadanos, en Alemania por cada 18 ciudadanos y en Francia por cada 12.

Además, CSI-F ha puesto en marcha un Observatorio para el seguimiento del desarrollo de la reforma laboral y combatir de manera más eficaz los despidos de empleados públicos que se produzcan en todo el Estado.

CSI-F ha creado esta herramienta sindical con la que acudirá a todos las administraciones donde se produzca un ERE para defender los intereses de los trabajadores. El plan de actuación contemplará las tradicionales vías de presión (paros, movilizaciones, etc), actuaciones en el ámbito jurídico, así como el desarrollo de auditorías públicas, para ofrecer medidas alternativas al despido de trabajadores.

Por ejemplo, se analizarán el número de asesores (puestos de libre designación), altos cargos, contratos de asistencias técnicas, encomiendas de gestión, seguimiento de la ejecución de las obras y contratos públicos, empresas públicas del ámbito afectado, composición de consejos de administración, entre otros.