CSIF insiste en dotar a la Policía Local de Valladolid de más medios de seguridad
Tras conocer nuevos intentos de agresión a los agentes en tres incidentes diferentes ocurridos durante la noche del pasado sábado.
22 de Noviembre de 2018

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Valladolid vuelve a denunciar públicamente los nuevos intentos de agresión contra policías locales, que se han producido la noche del pasado sábado en tres incidentes diferentes, en las calles Librería, San Lorenzo y Torrecilla, que han terminado con 4 detenciones por delitos de atentado contra los agentes, que empezaron con insultos y amenazas.

Unos sucesos que se producen después de que el Ayuntamiento de Valladolid haya decidido no personarse como acusación particular en el caso de los agentes agredidos el pasado primero de octubre en Las Viudas, cuando se disponían a interponer una denuncia al titular de un coche, por carecer del seguro obligatorio, y a ordenar la retirada del vehículo.

CSIF lamenta esta circunstancia, a pesar de que el alcalde asegure que un informe técnico desaconseja esa personación, porque la acusación particular solo pueden hacerla los propios agredidos en este tipo de delitos; e insiste en la “urgencia y en la necesidad de que el Ayuntamiento dote a los policías locales de los medios de protección y seguridad necesarios”.

CSIF reitera que se está detectando un incremento de agresiones o intentos de agresiones contra los agentes de la Policía Local, “posiblemente, porque hay un sector mínimo de ciudadanos conflictivos que se están viniendo ‘arriba’, y que ve a la Policía Local más indefensa”. “Nuestros policías locales son agentes de autoridad que merecen todo el respeto, y a los que hay que dotarles de los medios suficientes para poder ejercer su trabajo y funciones con garantías, sin quedar desprotegidos e indefensos ante posibles agresiones”, añade

“Si queremos que la Policía Municipal garantice la seguridad y el auxilio ciudadano, nuestros derechos y libertades, haga cumplir la ley; o vigilen las vías públicas, parques y jardines y todos los lugares y bienes que constituyen el patrimonio municipal, no los podemos dejar abandonados a su suerte. Nuestros protectores no pueden estar desprotegidos”, recalca el responsable de Seguridad de CSIF en el Ayuntamiento de Valladolid, Raúl Castrillo, preocupado por las agresiones que han sufrido los agentes en estos tres últimos meses.

Por otra parte, CSIF reclama más personal para la Policía Local, recordándole al Ayuntamiento que tiene que estar muy pendiente de la posible baja de una treintena de agentes el próximo año, si como parece el Gobierno hace efectiva la jubilación anticipada a los 60 años a partir de diciembre. El secretario de la Sección Sindical de CSIF entregó al Ayuntamiento de Valladolid, en octubre, un informe que justificaba la conveniencia del uso de las pistolas Taser, para reforzar la seguridad de los agentes.