CSIF reclama atención, formación y el cumplimento de la prevención laboral para el personal de los servicios de emergencias
01 de Junio de 2018

​La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclama un mayor apoyo psicológico para los empleados públicos y otros trabajadores (voluntarios o no) que atienden los servicios de emergencias y de catástrofes, que son primeros intervinientes en unas situaciones límites y traumáticas, en muchas ocasiones. CSIF exige la incorporación de la figura del psicólogo en los centros de trabajo de estos colectivos; y remarca la necesidad de que las administraciones aporten más recursos materiales y económicos para la formación de estos primeros intervinientes, y para la prevención de sus riesgos laborales. “La falta de equipos adecuados, el incumplimiento en la prevención de riesgos laborales, o la falta de atención a unos profesionales que -paradójicamente- tienen que velar por nuestra vida y seguridad resulta algo incomprensible”, lamenta CSIF.

Estas son algunas de las conclusiones y denuncias de la II jornada ‘Atención a los primeros intervinientes en emergencias y catástrofes’, que se ha celebrado este miércoles en Valladolid, organizada por la Unión Provincial de CSIF Valladolid, y que contó con las presencia de unos 300 profesionales de diferentes colectivos, como bomberos, cuerpos de seguridad del Estado (policías locales y nacionales, guardia civil), personal sanitario y de Urgencias, voluntarios de Protección Civil o delegados sindicales, entre otros. “Posibles primeros intervinientes que deben concienciarse de la importancia de proteger su salud, y prevenir alteraciones físicas o psicológicas, que puedan surgir a consecuencia de su actuación en catástrofes o situaciones de emergencia”, recalca la presidenta provincial de CSIF Valladolid, María José San Román.

La secretaria técnica nacional de Prevención de Riesgos Laborales de CSIF, Encarna Abascal Pérez, pide una “atención más exhaustiva” para la salud laboral y mental de los profesionales que son primeros intervinientes, “que viven experiencias muy duras” inherentes a su trabajo. Por ello, alude al “refuerzo de acciones” que el sindicato CSIF está llevando a cabo, con jornadas como esta de Valladolid, que se repiten en otras provincias españolas; con el apoyo que se brinda a través del programa ‘CSIF Ayuda’, al que puede acudir cualquier trabajador; y con el seguimiento y control que se hace para exigir el cumplimiento de la normativa sobre riesgos laborales.

En este sentido, Encarna Abascal ha resaltado la reciente encuesta nacional realizada sobre el cumplimiento de la prevención de riesgos laborales en los bomberos, y las condiciones de seguridad y salud en las que trabajan en los parques, “con un resultado nefasto y alarmante, que hay que corregir de manera inmediata”. Por ello, se ha remitido un escrito a Inspección de Trabajo para “que hagan una campaña de visitas e inspecciones, porque los parques de bomberos están bajo mínimos en el cumplimiento de la ley de prevención de riesgos laborales”.

La responsable nacional de Riesgos Laborales de CSIF asegura que “lo suyo, en el caso de los trabajadores de los servicios de emergencias y catástrofes, es que en sus puestos de trabajo tengan un psicólogo que le apoye y atienda, porque viven experiencias muy duras, que suponen un riesgo inherente al puesto de trabajo. Situaciones que se van asumiendo y se van normalizando, pero que deben normalizarse correctamente, para que no afecte a la salud mental del trabajador, porque de su estado anímico, emocional y psicológico dependerá la eficiencia de su intervención, para intervenir y ayudar a los demás”.

Más de 2.800 personas, de diferentes colectivos profesionales, son las que están disponibles en la provincia de Valladolid, para acudir como primeros intervinientes ante posibles emergencias y catástrofes. Así lo señala la presidenta de CSIF Valladolid, María José San Román, que destaca su “relevante papel” en la sociedad, y reclama a las administraciones públicas -preferentemente- más recursos y formación para preparar a “los miles de personas de primeras intervenciones, que también necesita que se atiendan y se prevengan sus riesgos laborales, ya que a veces parece darse por hecho que esos riesgos forman parte de su trabajo, cuando no es así”.

A la II Jornada ‘Atención a los primeros intervinientes en emergencias y catástrofe’ asistió el gerente regional de Salud de Castilla y León, Rafael López, (inauguró la Jornada), que felicitó a CSIF por preocuparse por los profesionales que atienden las emergencias y las catástrofes, y que defendió la gestión de la administración regional en los servicios de emergencias. Precisamente, el presidente autonómico de CSIF Castilla y León, Carlos Hernando, recordó que CSIF es un sindicato de carácter profesional, motivo por el que la formación y la defensa de la salud de los trabajadores es una prioridad. En este sentido, Hernando destacó la importancia que tienen los servicios de emergencias y primeros intervinientes en la sociedad, a los que el sindicato independiente CSIF quiere y debe apoyar. La Jornada, celebrada en el salón de actos de las Cortes Regionales, ha contado con la acreditación de la Universidad de Valladolid.

Ver Galería