CSIF denuncia falta de información ante la creación de la Unidad de Gestión Clínica de Neumología en el Hospital Río Hortega
29 de Diciembre de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia “la indignación y la completa falta de información” que sufre el personal de enfermería de la planta de Neumología del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, ante la “más que probable” creación de una unidad de gestión clínica en ese servicio a partir de 2018, cuyo anteproyecto ya ha sido presentado ante la Gerencia Regional de Salud por parte del jefe del servicio, que se convertiría en el director y responsable de esa nueva unidad, si la Gerencia Regional acepta la propuesta.

CSIF explica que hace tres años ya se presentó una propuesta para crearse la Unidad de Gestión Clínica de Neumología, de la que sí se informó a todos los trabajadores, pero que la Gerencia Regional de Salud desestimó. Una iniciativa que ahora se retoma, con la presentación de un segundo anteproyecto, “que los 26 profesionales de enfermería de la planta de hospitalización -13 enfermeras, 12 técnicos auxiliares en enfermería y la supervisora- conocieron tras la pasada reunión extraordinaria de la junta de personal que se celebró el pasado 20 de diciembre, aunque sin facilitarse información del contenido y de los detalles de las intenciones del jefe del servicio”.

La situación ha llevado a CSIF a mantener esta mañana del día 28 una reunión con el director médico del Hospital, José Miguel García Vela, para exigir “todas las explicaciones y la información necesaria, que el director se ha comprometido a dar a partir de enero, reconociendo que se tenía que haber facilitado esa información, y valorando el buen trabajo de los profesionales sanitarios del servicio”.

Hasta ahora sólo conocían la propuesta de la creación de la unidad de gestión clínica los médicos y el personal de enfermería de consultas de Neumología, por lo que el personal de enfermería de la planta no ha podido valorar su integración o no al proyecto de la unidad de gestión. CSIF critica la premura y precipitación con la que parece que el jefe del servicio ha presentado la propuesta, cuando es algo importante que afecta a la calidad sanitaria pública.

Esta organización sindical independiente afirma que las unidades de gestión clínica -que CSIF rechaza- son un proceso de rediseño organizativo de la gestión sanitaria pública “que hay que vigilar muy de cerca”, porque utiliza criterios y conceptos más propios del modelo de la sanidad privada, o favorece la competencia y no la cooperación asistencial. También critica que los incentivos en la gestión de estas unidades se basen en el ahorro y no en la calidad del servicio; y asegura, en base a la experiencia y la realidad de las unidades de gestión que ya funcionan, “que es falso el pretendido mayor compromiso de los profesionales sanitarios y la mejor autonomía del servicio, que argumenta la administración”.