CSIF prevé el cierre de unas 130 camas en los hospitales de Valladolid en verano
30 de Junio de 2017

La Central Sindical Independiente y de funcionarios (CSIF) de Valladolid advierte de que la Gerencia de Salud ‘cerrará’ en Valladolid unas 130 camas hospitalarias durante este verano, según la información que maneja. En Castilla y León el número de cierre de camas superará las 600. CSIF lamenta que “el verdadero motivo de la supresión de camas sea la ausencia de sustituciones de los profesionales en sus periodos vacacionales, y no una menor necesidad o demanda de pacientes. La enfermedad no se va de vacaciones”.

CSIF considera que “como es lógico, el cierre de camas es uno de los factores que contribuye a que aumenten las listas de espera de pacientes pendientes de una intervención. No contratar personal sanitario en el periodo estival para mantener las plantillas, y rebajar capacidad de nuestros hospitales, reduce la actividad de atención sanitaria, y es una medida de ahorro económico parcial contraproducente”, señala la presidenta provincia de CSIF Valladolid, María José San Román.

Para CSIF, “los centros hospitalarios no tienen menos carga de trabajo durante el periodo estival. La enfermedad no se va de vacaciones, y hay determinadas patologías o atenciones que son más frecuentes en esta época del año, como las que son consecuencia de los accidentes de tráfico”.

CSIF prevé que el Hospital Río Hortega cierre 37 camas del 28 de julio al 10 de septiembre. En el Hospital Clínico Universitario se espera el cierre de la planta cuarta sur -la unidad de ictus- para acondicionarla, lo que supondrá el cierre de 32 camas; y se suprimirán las terceras camas de las habitaciones ‘15’ de cada planta, lo que implica 33 camas menos, una supresión que se alargará más allá del periodo estival, salvo que las necesidades obliguen a reinstalarlas. En el caso del hospital comarcal de Medina del Campo, se prevé el cierre de la planta de cirugía, con 26 camas, entre el uno de julio y el 30 de septiembre.

San Román apunta que la prueba de que los centros hospitalarios no tienen menos carga de trabajo durante el periodo estival es que las listas de espera crecieron entre junio y septiembre de 2016, según los datos facilitados por la propia Junta y su portal de Salud. El número de pacientes de prioridad 2 (plazo de espera de 90 días) y prioridad 3 (plazo de demora de 180 días) pendientes de intervención quirúrgica o tratamiento en Valladolid, subió de 530 pacientes en junio a 784 en septiembre. En el conjunto de los hospitales de Castilla y León, esa lista de espera (de las prioridades 2 y 3) de pacientes se incrementó de 4.974 a 5.995, entre los meses de junio a septiembre de 2016.