CSIF insta a los trabajadores a notificar la violencia en el trabajo
02 de Mayo de 2017

Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo

CSIF insta a los trabajadores a notificar la violencia en el trabajo

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Valladolid, con motivo de la celebración del Día Mundial de la Seguridad y Salud del Trabajo el día 28, alerta de manera muy especial de los problemas de salud profesionales y psicosociales, así como los de seguridad y violencia, que están sufriendo los empleados públicos, “que por desgracia no aparecen en los registros oficiales, pero que están ahí, afectando notablemente a cada vez más trabajadores, y sobre los que las administraciones tienen que actuar con más determinación”.

La presidenta provincial de CSIF Valladolid, María José San Román, recuerda los 300 empleados públicos que han sufrido algún tipo de agresión durante 2016 en Valladolid, además de un deterioro general de las condiciones laborales -con cargas de trabajo excesivas-, con la que desarrollan sus tareas diarias los trabajadores de las administraciones, como consecuencia de la supresión de unos 4.000 empleos públicos perdidos en la provincia.

“Sólo la insistencia y la denuncia sindical, como la que hemos hecho desde CSIF, ha logrado que las administraciones, que negaban o quitaban importancia a las agresiones, tanto verbales como físicas, han tenido que constatar su existencia, registrarlas e incluso crear protocolos de prevención y protección para los trabajadores”, resalta CSIF Valladolid.

La inseguridad en el empleo, por los elevados índices de interinidad que llegan al 70% en algunos servicios sociales; la deficiente comunicación y la falta de apoyo por parte de los responsables de los trabajadores; o el acoso y violencia física y psicológica (incluida la sexual) ejercida por terceros, son causas de los problemas de seguridad y de salud en el trabajo en el empleado público, remarca CSIF Valladolid.

María José San Román exige “tolerancia cero” con estas actitudes y buscar soluciones. “Hemos tenido más de 120 consultas en Valladolid, relacionadas con agresiones y violencia en el trabajo, y la mayoría de los afectados no han querido seguir adelante con la recomendación de denunciar la incidencia, cuando había razones objetivas para ello. Son incidencias que no constarán en ninguna estadística oficial, pero que están ahí, y que las administraciones tienen la obligación de tenerlas en cuenta”, indica. Por ello, CSIF Valladolid insta a los trabajadores públicos a notificar las incidencias laborales por razones de violencia o psicosociales, porque lo que no se notifica no existe para las administraciones.

“Los trabajadores asumen la violencia en el trabajo como parte de su labor, y en el mejor de los casos aspiran a cambiar de puesto en un próximo concurso de traslados”, explica San Román, “una situación que la administración no debe mantener ni tolerar. Un entorno psicosocial favorable fomenta un buen rendimiento del trabajador, así como su bienestar mental y físico”.

CSIF Valladolid advierte que “los trabajadores sometidos a periodos de estrés prolongados pueden desarrollar problemas graves de salud física, como enfermedades cardiovasculares o problemas musculoesqueléticos, entre otros”. En este sentido, se destaca el personal con atención directa al público, especialmente aquellos que tramitan subsidios, prestaciones y ayudas, como es el caso del personal de oficinas de empleo o de servicios sociales que -con frecuencia- reciben presiones y amenazas. Ante la gravedad de las agresiones, en algunos lugares se han puesto vigilantes de seguridad, pero menos de los que debería haber, por razones presupuestarias.

Por otra parte, CSIF indica que hay que tener en cuenta que muchos profesionales públicos, como sanitarios, educadores o determinado personal de la administración general de la Comunidad Autónoma son considerados agentes de autoridad, y que la agresión a estos empleados puede conllevar consecuencias penales de hasta cuatro años de prisión, de acuerdo con el artículo 550 del Código Penal.

El sindicato independiente CSIF celebra este viernes 28 el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo con el lema ‘Cuida tu salud, notifica tu accidente laboral’. CSIF exige que se recojan y se incluyan todos los registros y datos sobre siniestralidad laboral ya que las mutualidades de los empleados públicos no publican estudios estadísticos, lo que dificulta conocer la situación, y poder realizar una adecuada gestión de la prevención de riesgos laborales en la administración pública.

CSIF Valladolid expresa su “enorme preocupación por las incidencias laborales motivadas por riesgos de agresiones y enfermedades psicosociales que no engrosan las estadísticas oficiales, pero que hay que sumar para tener un cuadro real del número de accidentes y enfermedades laborales que se producen en la provincia de Valladolid”. En 2016 en la provincia de Valladolid, el número total de accidentes laborales sumaron 16.317, de los que 10.503 fueron sin baja. En cuanto a la evolución interanual, a fecha de febrero de 2017, el número de accidentes laborales se había reducido un 12,5% y el de enfermedades un 18,1%.

Con el fin de seguir colaborando en la reducción de accidentes y enfermedades laborales, CSIF ha puesto en marcha el proyecto ‘CSIF Ayuda’, y lleva a cabo acciones formativas como la que se celebrará en mayo, sobre atención a los primeros intervinientes en emergencias y catástrofes, en el que nos preocupamos por la salud de los profesionales que actúan en situaciones tan delicadas y extremas”.