CSIF reclama la regularización de las bajas laborales de donantes vivos para trasplantes
28 de Marzo de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios de Valladolid, con motivo de la celebración del Día Nacional del Trasplante (último miércoles de marzo) insta a las administraciones y a las empresas privadas a que apoyen un tratamiento especial para los donantes en vivo, con la regulación adecuada de la baja laboral de los trabajadores. Una circunstancia que la normativa laboral no prevé ahora. Sin embargo, cada vez son más los empresarios que ponen dificultades a estos donantes en el trabajo, al considerar que esta intervención es voluntaria, denuncia CSIF. Una situación incomprensible, para la presidenta provincial de CSIF Valladolid, María José San Román, que se compromete a negociar que los convenios laborales incluyan específicamente las bajas laborales de los donantes en vivo.

Según la Organización Nacional de trasplantes (ONT), siete de cada 10 donantes en vivo de trasplante hepático infantil tienen problemas laborales, como consecuencia de la intervención. Según la Asociación Española de Ayuda a Niños con Enfermedades Hepáticas y Trasplantados Hepáticos (HEPA), el 52% de los trasplantes hepáticos infantiles se realizan con donante en vivo, principalmente de los padres. Y en el 70% de los casos, los progenitores tienen problemas laborales a consecuencia de la intervención.

Algunos empresarios consideran que el donante no está enfermo y es una operación voluntaria, señala María José San Román, “y así es, pero es una intervención para salvar una vida, muy frecuentemente la de un familiar menor. Un gesto desinteresado y de generosidad que toda la sociedad debe aplaudir y apoyar. Y estos problemas laborales inciden negativamente en la donación en vivo. De hecho, la donación renal en vivo ha disminuido considerablemente, actualmente el 11%”, añade San Román.

Por ello, CSI-F Valladolid se compromete a negociar un apartado dentro de los convenios laborales, con una denominación similar a “permiso o incapacidad por donación”. Porque, tal como dice el eslogan de una campaña puesta en marcha por la HEPA, “que salvar una vida no nos deje sin trabajo”

Según datos de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), España es líder mundial en donación y trasplantes, y lo lleva siendo durante 25 años consecutivos, con 43,4 donantes por millón de personas, 2.018 donantes y 4.818 trasplantes en 2016, remarca CSIF Valladolid.

En este sentido, Castilla y León fue en el año 2016 la novena autonomía en cuanto a donantes de órganos por cada millón de habitantes (la octava en 2015 y la tercera en 2014), añade el sindicato independiente. Se enviaron 89 órganos y se recibieron 29, es decir, hubo más emisiones que recepciones. De los 103 donantes de Castilla y León en 2016, 15 de esas extracciones se produjeron en el Hospital Clínico Universitario y 7 en el Hospital Universitario Río Hortega, ambos situados en Valladolid, explica CSIF Valladolid.

La cifra record de trasplantes de órganos en Valladolid se dio en 2014, con 113 trasplantes de órganos: 54 renales, 10 cardiacos y 44 hepáticos. En 2016, en Valladolid se practicaron 111 trasplantes, 37 en el Hospital Río Hortega y 74 en el Hospital Clínico, continúa el sindicato independiente.

El responsable del sector de Sanidad de CSIF Valladolid, Javier Hernando, afirma que, para continuar salvando vidas, “el papel de los profesionales es decisivo en todas y cada una de las fases de una donación. Debemos valorar a estos profesionales, y la administración debe poner los medios disponibles, la infraestructura física y el personal necesario para el buen funcionamiento de los programas de trasplantes, que refuerzan la respuesta positiva del ciudadano hacia la donación. De hecho, sólo en el 14,5% de los casos la respuesta de los familiares fue negativa a la donación.

También María José San Román, presidenta provincial de CSI-F Valladolid, recalca la importante labor que estos profesionales sanitarios llevan a cabo, recordando que el personal de coordinación del programa de trasplantes de enfermería y equipo médico están disponibles las 24 horas al día, durante los 365 días del año.

Así, una vez más, CSIF exige que no se recorte en formación continuada de trasplantes a los profesionales sanitarios, puesto que es fundamental que los trabajadores de los servicios públicos de salud tengan los conocimientos y el entrenamiento suficiente.

Para Javier Hernando, el hecho de que más del 20% de las donaciones que se hacen en Castilla y León sean procedentes de Valladolid, se debe, entre otros muchos motivos, “a la motivación y formación de los profesionales sanitarios, fundamentalmente los de servicios especiales, como UCI y Urgencias, y a la colaboración de estos en la detección de posibles donantes. Los donantes detectados en Urgencias suponen ya el 24 % del total”.

TRASPLANTES EN VALLADOLID

El responsable del sector de Sanidad de CSIF Valladolid, Javier Hernando, explica que, con el Programa de Trasplantes Renales en Hospital Clínico Universitario de Valladolid, puesto en funcionamiento en 1995, se han realizado hasta 2016 un total 859 trasplantes renales. En 2016, se llevaron a cabo en ese centro hospitalario 62 de los 109 trasplantes renales de la Comunidad. El Hospital Clínico de Salamanca es el otro centro de Castilla y León autorizado por la ONT para la realización de trasplantes renales

Asimismo, el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, único centro de Castilla y León autorizado para intervenciones de trasplante cardiaco desde 2001, ha realizado hasta 2016 un número de 137 intervenciones. En esta unidad practicaron con éxito una docena de implantes cardiacos a lo largo de 2016 (dos más que en 2015 y 2014). Además, en este mismo hospital, también se llevan a cabo trasplantes de córnea, 64 el pasado año de 2016.

Por otra parte, Valladolid ya está preparada para realizar trasplantes hepatorrenales (hígado y riñón), gracias a la colaboración de los centros hospitalarios del Clínico y del Río Hortega.

A través del Programa de Trasplante Hepático del Hospital Universitario del Río Hortega de Valladolid, autorizado el 31 de julio de 2001 por la Consejería de Sanidad de Castilla y León, se llevaron a cabo en Valladolid 37 trasplantes hepáticos en 2016, 45 en 2015 y 44 en 2014. En este centro también se llevaron a cabo 31 trasplantes autólogos de médula ósea y 5 alogénicos a lo largo del 2015, 36 en total y 6 más que en 2014.

La donación de médula ósea ha ido creciendo a gran ritmo desde la puesta en funcionamiento del Plan de Médula Ósea, en el año 2012, llegando a multiplicarse por seis de 2012 a 2016. En 2016, si en España se inscribieron 200 nuevos donantes de médula ósea al día; en Castilla y León fueron 2.140 los nuevos donantes en 2016, con lo que se alcanzó la cifra de 14.133 donantes registrados a fecha 31 de diciembre de 2016.