CSIF avisa que la huelga de examinadores puede suspender mil pruebas de conducir diarias en la Comunidad Valenciana
El sindicato insta al Gobierno a que aplique el complemento específico pactado y evite una protesta que comenzará el día 10
03 de Diciembre de 2018

CSIF avisa que la huelga de examinadores de conducir convocada para el diez de diciembre hasta el 21 puede acarrear la suspensión de alrededor de un millar de pruebas en la Comunidad Valenciana. La central sindical urge a la Comisión Ejecutiva Interministerial de Retribuciones a que apruebe el incremento del complemento específico para este colectivo pactado en el presupuesto de este año.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) explica que la partida que prevé ese pago ha de ejecutarse antes de que concluya el año para que surta efecto. No obstante, todavía no lo ha aprobado la Comisión Ejecutiva Interministerial de Retribuciones, por lo que el colectivo de examinadores ha convocado una huelga general que empezará la próxima semana.

El sindicato explica que esta protesta podría provocar la suspensión de unas 500 pruebas en la provincia de Valencia y de alrededor de un millar en toda la Comunidad Valenciana cada jornada, por lo que en la suma de los diez días de huelga podría alcanzar la cifra de 10.000. La central sindical advierte del impacto que causaría, tanto en las personas afectadas directamente como en profesionales indirectamente damnificados, caso de las autoescuelas.

La central sindical urge al Gobierno a adoptar soluciones. CSIF señala que en la Comunidad Valenciana la plantilla de examinadores está compuesta por unos 86 efectivos. En la provincia de Valencia están llamados a participar en la huelga los 33 examinadores existentes (existen dos plazas vacantes) y los tres coordinadores, además de los seis examinadores de la Oficina Local de Alzira y su coordinador. En Alicante, los 32 examinadores y dos coordinadores; y en Castellón, los seis examinadores y la persona que los coordina.