Obligaciones preventivas de las comunidades de propietarios en supuestos de obras en los inmuebles
28 de Junio de 2011

Es habitual que las comunidades de propietarios deban acometer obras para la reparación, mantenimiento o mejora de sus inmuebles. La ejecución de estas obras debe ser realizada por empresas constructoras especializadas. El contrato con estas empresas convierte automáticamente a la comunidad en promotorade dichas obras. Desde ese mismo momento, les resulta de aplicación el Real Decreto 1627/1997, de 24 de octubre, por el que se establecen disposiciones mínimas de seguridad y de saluden las obras de construcción. Esta norma da origen a un nuevo escenario en materia de prevención de riesgos laborales, en el que tienen que actuar los distintos agentes que intervienen en el proceso de construcción, entre ellos, el promotor.



Convertirse en promotora conlleva para la comunidad de propietarios una serie de obligaciones y responsabilidades relativas a la coordinación en materia de prevención de todas las empresas que intervengan en la obra.

Por lo que respecta a las obligaciones, el Real Decreto 1627/1997, distingue varias obligaciones según se trate de obras que requieran proyecto o que no lo requieran:

Obras sin proyecto

En estos supuestos, al no haber proyecto, tampoco hay estudio de seguridad y salud o estudio básico de seguridad y salud, ni Plan de Seguridad y Salud. Se requerirá de la comunidad de propietarios:

1. El nombramiento del coordinador de seguridad y salud en la fase de ejecución de obra (siempre que intervenga más de una empresa o trabajadores autónomos).

2. La evaluación de riesgos específica, que equivale a un Plan de Seguridad y Salud y debe contener la ordenación de las actividades; la identificación de los riesgos; la evaluación de los riesgos que no se puedan evitar y la planificación de la actividad preventiva.

Obras con proyecto

1. Nombramiento de los coordinadores de seguridad: Habrá que designar un coordinador de seguridad y salud en la fase de proyecto (cuando intervengan varios proyectistas) y un coordinador de seguridad y salud en la fase de ejecución de obra (cuando intervenga más de una empresa o trabajadores autónomos).

2. Elaboración de un Estudio de Seguridad y Salud en la fase de proyecto cuando se cumpla alguno de los supuestos siguientes:

. El presupuesto de la obra sea igual o superior a 450.000 euros (75 millones de pesetas).

. La duración estimada sea de 30 días laborables, empleándose en algún momento más de 20 trabajadores simultáneamente.

. El volumen de obra estimado (entendiendo por tal la suma de los días de trabajo del total de trabajadores en la obra), sea superior a 500.

. Que la obra consista en túneles, galerías o conducciones subterráneas.

Cumpliéndose estos requisitos, deberá ser un proyecto de seguridad completo, es decir, habrá de incluir memoria y descripción de los servicios sanitarios y comunes de que deberá estar dotado el centro de trabajo de la obra, en función del número de trabajadores que vayan a utilizarlos, pliego de condiciones, planos, mediciones y presupuesto.

3. Elaboración de un Estudio Básico de Seguridad y Salud en los proyectos noincluidos en los supuestos anteriores que contendrá:

. Los procedimientos, equipos de trabajo y medios auxiliares.

. La identificación de los riesgos laborales que puedan evitarse, con indicación de las medidas técnicas necesarias.

. La relación de los riesgos laborales que no se pueden evitar, especificando las medidas adoptadas para minimizarlos.

. Descripción de los Servicios de vestuarios y aseos que se dotarán, en función del número de trabajadores que vayan a utilizarlos.

. Condiciones del entorno.

En cuanto a las responsabilidades, si la comunidad de propietarios contrata directamente la realización de la obra con uno o varios trabajadores autónomos, se convierte, a su vez, en contratista (promotora-contratista), con las obligaciones que ello conlleva, recogidas en el artículo 11 del Real Decreto 1627/1997:

1. Aplicar los principios de la acción preventiva.

2. Cumplir y hacer cumplir a su personal lo establecido en el plan de seguridad y salud.

3. Cumplir la normativa en materia de prevención de riesgos laborales, teniendo en cuenta, en su caso, las obligaciones sobre coordinación de actividades empresariales.

4. Informar y proporcionar las instrucciones adecuadas a los trabajadores autónomos sobre todas las medidas que hayan de adoptarse en lo que se refiere a su seguridad y salud en la obra.

5. Atender las indicaciones y cumplir las instrucciones del coordinador en materia de seguridad y de salud durante la ejecución de la obra o, en su caso, de la dirección facultativa.

Además, los contratistas y los subcontratistas serán responsables de la ejecución correcta de las medidas preventivas fijadas en el plan de seguridad y salud en lo relativo a las obligaciones que les correspondan a ellos directamente o, en su caso, a los trabajadores autónomos por ellos contratados y responderán solidariamente de las consecuencias que se deriven del incumplimiento de las medidas previstas en el plan.

Si la comunidad contratara con una empresa la realización de las obras, deberá vigilar el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales por parte de esa empresa contratista o subcontratista. Así, las empresas contratistas y subcontratistas tendrán que acreditar por escrito que han realizado, para las obras y servicios contratados, la evaluación de riesgos y la planificación de su actividad preventiva y que han cumplido sus obligaciones en materia de información y formación respecto de los trabajadores que vayan a prestar sus servicios en la obra.