CSIF reclama actuaciones concretas para prevenir las agresiones al personal de ámbito sanitario
-El sindicato se solidariza con la médica y enfermera de Novés (Toledo) que fueron objeto de amenazas por parte de un vecino

07 de Agosto de 2020

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) lamenta la agresión verbal que sufrieron una médica y una enfermera el pasado martes en el consultorio médico de Novés (Toledo) por parte de un vecino de la localidad, que las amenazó de muerte.

El sindicato muestra su solidaridad con estas dos profesionales y reclama medidas de prevención para evitar este tipo de actuaciones. CSIF es consciente de que el primer paso debe partir desde la propia concienciación social, pero la Administración también puede y debe implementar recursos para minimizar los efectos, tales como el establecimiento de la aplicación Alertcops, la instalación del denominado botón del pánico, la adaptación del espacio de consulta para abandonarla con rapidez, así como cámaras de seguridad y vigilancia

Asimismo, también debe producirse un respaldo jurídico de los profesionales de ámbito sanitario, y es que el caso de Novés deja al descubierto la vulnerabilidad de los profesionales ante las agresiones, que incluso provoca que tengan que renunciar a su puesto de trabajo. CSIF ya alertó en el inicio de la pandemia de coronavirus que el clima de tensión puede incluso provocar un aumento de los casos de agresiones, lo que conlleva un peaje muy grande en los servicios públicos.

De acuerdo a los datos ofrecidos por el Observatorio de la Violencia, en el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) se registraron 424 incidentes en 2019, entre ellos 252 en Atención Primaria, 170 en Atención Especializada y 2 en la Gerencia de Urgencias, Emergencias y Transporte Sanitario. De los 424 incidentes, 20 fueron de carácter físico, 390 fueron verbales, 11 de carácter patrimonial y 3 de ellos de tipo escrito.