La Junta de Personal Funcionario denuncia la creación de una “puestazo” para una presunta acosadora
La Junta de Personal Funcionario de la Junta en la provincia de Toledo ha denunciado que la consejería de Educación, Cultura y Deportes ha previsto la creación de un alto cargo directivo, coordinador de Gestión de Cultura, a una presunta acosadora que trabaja en el departamento de Patrimonio.
10 de Abril de 2018

En atención a los periodistas, los miembros de dicha Junta de Personal han calificado de "escándalo" el que la Consejería plantee promocionar una plaza de libre designación del máximo nivel a una presunta acosadora de una compañera en el departamento de Patrimonio de la viceconsejería de Cultura.

Una denuncia que, según han explicado, cuenta con una resolución favorable de Inspección de Trabajo, porque "quitaron las funciones" a la presunta acosada, y hay una sentencia para revisar el expediente y comprobar si se ha producido o no 'mobinng'.

En una reunión con el titular de Cultura, Ángel Felpeto, "nos dio buenas palabras, pero nada más acabar Función Pública nos remitió un correo para convocarnos a una Mesa Sectorial", programada para mañana, "y tratar, que casualidad, a la promoción a un puestazo a la acusada de presunto acoso", insiste la Junta de Personal.
Un proceder que han tachado de "inadmisible" al recordar que "hace una semana el Gobierno aprobó un protocolo de acoso en el trabajo y se está promocionando a la vez a una presunta acosadora".

"Es un escándalo y creemos que, de forma inmediata, debe retirar la propuesta y reestructurar el servicio de patrimonio de la viceconsejería y dotarla de más personal, que es el problema".

Asimismo, critican "la situación absolutamente lamentable" del departamento de Patrimonio Cultural y "su falta de control político" porque "a la falta de planificación se une la falta de recursos humanos".

No hay "explicación" a la falta de personal técnico para el seguimiento y control del patrimonio cultural, que contrasta con la creación de puestos de responsabilidad.

Inspección de Trabajo ha alertado de situaciones anómalas y "ha visto claros indicios de acoso", hasta el punto de trasladar el tema a la Fiscalía, y que "en su informe dictaminó también lo que llama 'chiringuito administrativo' y alertó de que estos abusos se producían cuando había temas económicos", aseguran.

"Cada vez que hay una gestión económica nos encontramos que hay mayor ocultismo y control férreo", añaden, y lamentan que la consejería no haya tomado "como mínimo" medidas cautelares y, por contra, se haya personado en los procedimientos judiciales.

La mujer afectada presentó un recurso contencioso administrativo y pese a que el juez dictó que "había que reiniciar el proceso", la Junta replicó con otro recurso en el que adujo que era una contingencia común en lugar de laboral.

"El plan de la Junta es alargar los procedimientos, llevarnos al infinito hasta aburrir, cansar o hacer más daño al personal", han precisado y han reseñado cómo la presunta acosadora "está inmersa en otros dos procedimientos más" por la misma causa hace años "en una plantilla inferior a quince personas", quienes abandonaron Patrimonio tras opositar a otras nuevas plazas.

Los sindicatos han concluido señalando que de no retirarse la propuesta para crear el cargo de coordinador de Gestión de Cultura, "nos reservamos otro tipo de medidas".