CSIF demanda a la Junta por graves incumplimientos laborales en el castillo de San Servando
Basado en el informe de la Inspección de Trabajo

-El incumplimiento en materia laboral afectan a la seguridad y salud de los trabajadores, en el desempeño de su actividad laboral” manifiesta el informe.

-La mitad de los trabajadores que participaron en una evaluación de Riesgos Psicosociales se encuentran en el rango de “riesgo muy elevado”.
08 de Julio de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) demanda a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha por el incumplimiento grave de las condiciones laborales de los trabajadores del Albergue Juvenil ubicado en el Castillo de San Servando (Toledo), tras conocer el informe elaborado por la Inspección de Trabajo como respuesta a la denuncia formulada por el Comité de Empresa de dicho Centro.

Según el informe de la Inspección de Trabajo, la Junta incumple varios artículos del Estatuto de los Trabajadores relacionados con la elaboración del Calendario Laboral, la concesión de vacaciones, el descanso de los trabajadores entre jornadas y los cambios de turno.

Asi, en los “hechos probados”, el mencionado informe afirma que la Dirección del Centro de trabajo, incumple “la obligación de dar consulta, participación y audiencia a los sindicatos para la elaboración del calendario laboral, lo que supone una infracción grave del artículo 7.5 del Estatuto de los Trabajadores”.

Respecto a la concesión de las vacaciones, el inspector denuncia que su fecha de disfrute no ha sido conocida por los trabajadores con al menos dos meses de antelación, lo que supone una infracción tipificada y calificada preceptivamente como grave.

En relación al descanso entre jornadas de los trabajadores (que obliga a que entre el final de una jornada y el comienzo de la siguiente, medien al menos doce horas), tras comprobar el horario de trabajo de los últimos 3 meses, el inspector constata que en varias ocasiones se ha vulnerado dicho descanso minino, lo que supone claramente una vulneración del Convenio Colectivo y del Estatuto de los Trabajadores; calificando dicha infracción como grave.

En cuanto al abuso en los cambios de turnos, la dirección del centro reconoce que de las 9 plazas presupuestadas solo hay cubiertas 6. En palabras del propio Inspector “El incumplimiento de la propia administración en el desarrollo de su plan de personal incide directamente sobre los trabajadores, que debido a la falta de trabajadores del centro de trabajo se ven obligados continuamente a que sus turnos de trabajo sean modificados y cambiados alegando la empresa “Necesidades del Servicio””.

Por último, el informe asegura que el 50% de los trabajadores que participaron en una Evaluación de Riesgos Psicosociales se encuentran en el rango de “riesgo muy elevado”.

El informe asegura que “los hechos descritos constituyen una serie de deficiencias en materia laboral, que la Administración Pública competente no puede dejar de subsanar por el hecho de no ser una empresa privada”.

Y concluye que “los incumplimientos en materia laboral, directos o indirectos afectan a la seguridad y salud de los trabajadores en el desempeño de su actividad laboral, de manera que si a un trabajador se le modifican habitualmente sus turnos de trabajo, no descansa entre jornadas los tiempo legalmente establecidos, finalmente no podrá desempeñar su trabajo con eficacia y eficiencia y a su vez garantizando que se desarrolle en condiciones de seguridad adecuadas”.