CSIF denuncia la privatización del Museo Taller del Moro
-El centro de interpretación del arte mudéjar, que abre mañana sus puertas en Toledo como filial del Museo de Santa Cruz, cuenta con una plantilla externa a pesar de su titularidad pública
13 de Junio de 2017

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia que el Museo Taller del Moro, nuevo filial del Museo de Santa Cruz, abre mañana sus puertas con una plantilla proveniente del sector privado a pesar de tratarse de un centro dependiente de la Junta de Comunidades.

Tras más de quince años cerrado y con una rehabilitación llevada a cabo por el Ministerio de Cultura, ha sido cedido a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha como centro de interpretación del arte mudéjar en España. No obstante, el Gobierno regional ha optado por una gestión privada del mismo debido a la falta de personal laboral de la categoría ordenanza en el Museo de Santa Cruz, que cuenta con una plantilla escasa e insuficiente que no ha sido ampliada como consecuencia de la apertura de nuevas exposiciones a pesar de las repetidas reclamaciones presentadas por CSIF.

Actualmente, el Museo de Santa Cruz tiene cuatro plazas vacantes y otra más sin cubrir por jubilación anticipada, cuya cobertura es denegada sistemáticamente por la Consejería de Hacienda, a lo que hay que añadir la falta de sustituciones por vacaciones de los trabajadores. Todo ello afecta de forma muy negativa a la calidad del servicio y provoca, lo que es más grave, el cierre de salas.

Ahora, con la apertura del Museo Taller del Moro, la Junta de Comunidades ha optado por gestionar este nuevo museo, salvo el puesto de ordenanza, con una plantilla de trabajadores de empresa privada, como es el caso del taquillero, vigilante de seguridad, personal de limpieza y mantenimiento. CSIF se opone a la externalización de los servicios públicos, que es justamente lo que está llevando a cabo el Gobierno regional como son los casos del Museo de las Ciencias y el de Paleontología, en Cuenca, y el Museo del Niño, en Albacete, a través de la Fundación Impulsa.

El sindicato CSIF anuncia que va a seguir con más movilizaciones, previstas para el próximo 27 de junio junto con el resto de la parte social, como signo de protesta ante por la falta de inversión educativa, no cobertura de bajas, la externalización de los servicios públicos y la escasa convocatoria de empleo público.