CSI·F reconoce un avance en la reducción de ratios para el curso 2015-16 pero exige una negociación de las plantillas a largo plazo
12 de Noviembre de 2014

El 12 de noviembre ha sido publicada la resolución por la que se establece la ratio para el curso 2015-2016. En esta se establece una mejora en algunos cursos, dejando su ratio en:
- Primer curso de segundo ciclo de Educación Infantil: 25.
- Segundo y tercer curso de Infantil: 28.
- Primer curso de ESO: 30.

Para CSI.F esto es una buena noticia pues significa un avance con respecto a las actuales. Sin embargo es insuficiente y no se engloba dentro de un acuerdo global.

Y es que CSI.F exige un Acuerdo de plantillas y de recuperación de lo nuestro a largo plazo. Somos un sindicato negociador y podemos llegar a acuerdos pero estos tienen que ir dirigidos a recuperar todo lo perdido. No vamos a romper acuerdos por maximalismos que no conducen a la mejora de las condiciones laborales de nuestros docentes. Pero tampoco podemos mantener una reducción que no aclara qué va a pasar en años posteriores en otros cursos y cómo van a quedar los centros en un período de varios años.

Este acuerdo tiene que ir encaminado a esta recuperación de lo perdido y a mejorar la calidad del Sistema Educativo a partir de criterios meramente profesionales, olvidando ya los económicos que son los que han regido para mal, los destinos de nuestra Educación.

En este pacto debemos acordar todo lo referido a nuestros centros y todas las condiciones de nuestros docentes. Como principios de dicho acuerdo, CSI.F expone que debe contener al menos estas cuestiones:

- La ratio debe ir reduciéndose para llegar a los niveles anteriores y a partir de estos, negociar los que el Sistema necesite.
- El horario lectivo debe ir hacia lo que permite que el docente pueda tener tiempo para refuerzos, coordinación y preparación: 18 horas lectivas para Enseñanzas Medias y 23 para Primaria y Educación Infantil.
- El bilingüismo debe ser establecido de manera progresiva a partir de la formación de todos los docentes de manera voluntaria, gratuita y en tiempos adecuados. En tanto no se establezca esta formación general ningún docente debe de ser suprimido o amortizado por conversión de plazas.
- Las materias tienen que tener una continuidad en el tiempo y para ello no deben ser puestas en peligro cada vez que se cambie el currículo, como es habitual. Por eso debe ser establecida una plantilla donde se tengan en cuenta todas las materias de oferta obligatoria y no solo las obligatorias, como hasta ahora. Con esto tendremos una continuidad en los estudios.

Todo esto es necesario, para de verdad, aportar por una mejora en la Educación. Garantiza una estabilidad en los docentes y en los centros que acabe con la precariedad actual. No es de recibo el número de docentes que están suprimidos o desplazados de sus centros. El número de interinos con jornadas a tiempo parcial (algunos de ellos a un tercio de jornada). En definitiva, las condiciones de un colectivo que debe soportar un derecho fundamental y básico como es el de la Educación.

Por ello CSI.F seguirá luchando por RECUPERAR LO NUESTRO.