Sólo el preacuerdo firmado por CSIF,UGT y STAJ ha permitido al Ministro decir que se mantendrán los partidos judiciales y los juzgados de Paz
17 de Octubre de 2014

Hay algunas circulares que no aguantan el paso del tiempo y algún sindicato que se ve sobrepasado por los acontecimientos y atrapado en su propia irresponsabilidad.

Tras la intervención del Ministro Catalá queda claro quien mentía y quien decía la verdad. Desde que se firmó el preacuerdo, CSIF, STAJ y UGT en todas las circulares sobre esta cuestión hemos dicho y mantenido que el preacuerdo garantizaba:

1. El mantenimiento de los partidos judiciales tal y como se garantizan hoy en la LOPJ.

2. El mantenimiento de los Juzgados y Agrupaciones de Paz servidos como centros de destino independientes. En cada Agrupación o Juzgado de Paz con funcionarios de Justicia se crea una Oficina Judicial de Paz en la que se integra el personal de justicia destinado en el antiguo Juzgado o Agrupación potenciando sus funciones.

3.El mantenimiento de los destinos municipales tal y como están ahora en la LOPJ. UPAD municipal y cada uno de los servicios comunes de cada municipio

4.La eliminación de la movilidad forzosa ordinaria fuera del municipio.


Además, el preacuerdo contenía: un compromiso de negociar el desarrollo reglamentario de esta LOPJ y varias mejoras adicionales, algunas de las cuales fueron citadas por el Ministro de Justicia en su discurso ante el Congreso. (puedes consultarlo en nuestra web); El preacuerdo dejaba fuera de su ámbito, entre otras cosas, el Registro civil donde CSIF se va a mantener inflexible en contra de su privatización y la reclamación de los derechos arrebatados por los sucesivos gobiernos con la excusa de la crisis donde CSIF sigue exigiendo esa recuperación (paga extra, la OPE, los días de asuntos…)

Pese a quien le pese, CSIF, UGT y STAJ no hemos tenido que cambiar ni una coma tras la intervención del Ministro de Justicia del pasado miércoles. Otros, como CCOO, no pueden, ni mucho menos, decir lo mismo. De hecho tras el día 15 de octubre no les ha quedado otra que buscar excusas de mal pagador y esconderse tras la gramática y la semántica, para no tener que reconocer que no firmaron porque estaban a otras cosas y no a los intereses de los funcionarios de Justicia o porque, sencillamente, se equivocaron.

Hoy, cuando el nuevo Ministro de Justicia comienza a ratificar punto por punto el contenido de ese preacuerdo citándolo expresamente en su discurso, el sindicato que boicoteó la negociación porque no parecía querer firmar ningún acuerdo, y que no quiso firmar el preacuerdo cuando finalmente se consiguió rectificar la barbaridad de Gallardón en la LOPJ, se da de bruces con la realidad y no sabe qué decir. Ese sindicato se ha pasado meses boicoteando una forma de negociar que ellos mismos apoyaron con su voto en la mesa sectorial. Decían que era una pérdida de tiempo pero nunca dejaron de asistir al grupo de trabajo (sería que les sobraba el tiempo para perderlo). Ese sindicato se ha pasado semanas atacando al preacuerdo cerrado en una mesa sectorial y firmado por CSIF, UGT Y STAJ diciendo que ese preacuerdo no contenía lo que se ha demostrado que sí contenía refrendando el viejo dicho castellano de que no hay peor ciego que quien no quiere ver.

La gran duda es si CCOO completará el giro copernicano de su posición desde la negación de la realidad hasta la aceptación de la verdad y acabarán adhiriéndose al acuerdo final o seguirán enrocados Que hagan lo que quieran. CSIF, UGT y STAJ firmaremos el acuerdo, como dijimos, tras comprobar que está todo lo que se firmó en el preacuerdo y que os hemos venido anunciando. Como veis seguimos sin tener que cambiar ni una coma lo que nos da credibilidad y, sobre todo, la confianza para lo que queda de batalla frente al Ministerio que no es poco.