El consejo general del poder judicial propondrá la Ministerio de Justicia la reducción de los partidos judiciales existentes en la actualidad a menos de la mitad
20 de Abril de 2012

Tal y como os avanzamos hace apenas unas semanas, elCGPJ en el día de ayer, 19 de abril de 2012, aprobó los principios y criterios básicos para el nuevo modelo de demarcación judicial cuya aplicación será la reducción de los 431 partidos judiciales a menos de la mitad, entre 190 y 200, y por lo tanto, la fusión de los partidos judiciales actuales.



El CGPJ bajo la premisa de atención y proximidad al ciudadano y evitar desplazamientos del justiciable mediante la comunicación telemática y el uso de las nuevas tecnologías propone la sustitución del término partido judicial por “circunscripciones”, y la creación de estas circunscripciones resultantes con una población superior a 100.000 habitantes, lo que significará que en municipios y provincias con una densidad de población menor se verán privadas de un acceso a la administración de justicia en condiciones de igualdad con las grandes poblaciones, además, agravarán la situación de las personas con discapacidades de escasa movilidad y con graves problemas de comunicación y acceso a los edificios judiciales. Recordamos a este respecto la Carta de Derechos al Ciudadano (aprobada por unanimidad por el Pleno del Congreso de los Diputados el 16 de abril de 2002) dice: “El derecho del ciudadano a que su comparecencia personal ante el órgano judicial resulte lo menos gravosa posible”, en definitiva, CSIF JUSTICIA considera que será un obstáculo y otro elemento disuasorio más (tasas judiciales cuyo sujeto tributaria sea la persona física) al ejercicio de los derechos ante los juzgados y tribunales por los ciudadanos.

Asimismo, y por lo que respecta a los empleados públicos que prestan servicio en la Administración de Justicia significaría una regresión de sus derechos (traslados de domicilios y familia, desplazamiento a diario de centro de trabajo actual al nuevo, …), en conclusión, unas medidas que si se confirman supondrán un retroceso en el acceso a la justicia del ciudadano y el empeoramiento de las condiciones de trabajo de todos los que trabajamos en la Administración de Justicia (Gestores, Tramitadores, Funcionarios de Auxilio Judicial, Secretarios Judiciales, Médicos Forenses, Jueces, …). No podemos cargar al ciudadano, en estos momentos actuales, con nuevas tasas y con desplazamientos que disuadan o limiten el derecho a la tutela judicial efectiva. La Justicia es un sistema público esencial y básico para todos los ciudadanos con independencia del lugar en el que residan.

Por último, manifestar que si lo que pretende el Ministerio de Justicia y el CGPJ es la amortización de plazas, tal y como, ocurrió con la experiencia de la NOJ el fracaso de este modelo de Demarcación y Planta está asegurado.
No sobran funcionariosen la Administración de Justicia y sí sobra el derroche en medios tecnológicos ineficaces e inoperativos, campañas de marketing de la NOJ, …