Sentencia T.S.J. Castilla y León de 21 de julio de 2011
26 de Septiembre de 2011

Complemento de penosidad: El trabajador que está expuesto a dosis superiores a los 85 dBA de nivel de ruido equivalente diario, tiene derecho a percibir el complemento reclamado. La continua utilización de los equipos de protección podrá evitar el riesgo de sordera, con lo que el trabajo dejaría de ser «peligroso», pero no puede privar de la calificación de «penoso», pues sin duda lo es la utilización de aquellos mecanismos durante toda la jornada.


Se acompaña la sentencia referente a dicho caso.