ELECCIONES SINDICALES EN LA ADMINISTRACIÓN GENERAL DE ARAGÓN 2015
14 de Marzo de 2015

El próximo 26 de marzo los empleados públicos de la Administración Autonómica de Aragón elegiremos nuestros representantes sindicales

CSI·F continúa su compromiso con lo público en la defensa y mejora de los servicios públicos. Sabemos que gestionamos con responsabilidad asuntos vitales para la sociedad. Estamos preparados y comprometidos. Apostamos por completar el proceso de reforma de la Administración para conseguir una verdadera modernización de dichos servicios, potenciando la imagen social de los empleados públicos a través de una mayor profesionalización.

Estamos a tu lado en la defensa y la mejora de tus derechos e intereses laborales. Este ha sido, es y será nuestro trabajo en los próximos cuatro años: en las mesas de negociación, en la calle, en los centros de trabajo, en los tribunales…

El servicio que cumple la Administración Autonómica debe satisfacer las necesidades de los ciudadanos. Por tanto, debemos aspirar a que el servicio que prestamos sea de calidad y ágil en su gestión

CSI·F no acepta la política de hechos consumados que está aplicando la Administración Autonómica. Abogamos siempre por la negociación y la participación.

En cumplimiento del EBEP, exigimos que todas las medidas que supongan modificación de las condiciones laborales de los empleados públicos estén sujetas a una previa negociación colectiva. Y en cumplimiento de la doctrina del Tribunal Constitucional (STC 80/2000), exigimos que esta negociación sea real y de buena fé y no un mero acto formal.

Defendemos la objetividad, la legalidad, la función pública y sus empleados luchando además por la prestación de un mejor servicio a los ciudadanos. Denunciaremos los incumplimientos de los pactos y acuerdos que incurre la Administración así como todas las irregularidades que se cometan.

Sin empleados públicos no puede haber servicios públicos. En CSI·F creemos que es el momento de crear un nuevo modelo que nos motive como empleados públicos a través de una carrera profesional real, donde se premie el cumplimiento de objetivos y se evalúe el desempeño.

CSI.F no puede aceptar la creciente politización del sector público, que lleva a proliferación de cargos de libre designación que, en numerosas ocasiones, son nombrados no por criterios de mérito y capacidad, sino por los de afinidad ideológica, parental o partidista. Esta politización, ya de por si muy grave, adopta una dimensión inaceptable cuando afecta a asuntos de interés general.

De igual modo, CSI·F también considera inaceptable que se perpetúen en la ocupación de altos cargos de la administración ciertos personajes que consideran la Administración como un cortijo propio, utilizándola en beneficio propio y en el de su “selecto” grupo de amigos.

CSI·F considera imprescindible recuperar la legalidad, la ética, la transparencia y las buenas prácticas de la administración y que estas pasen a formar parte de la cultura real de la organización de la administración general de nuestra comunidad autónoma.

Ver Galería